I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatosy aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
Señuelos alternativos para la pesca de grandes Basses

 

La mayoría de los embalses sufre una gran presión de pesca, en especial especies como el Black Bass. A lo largo de su vida los Basses han sido pescados bastantes veces, y por esta razón con la edad se vuelven extremadamente desconfiados. Relacionan directamente el ruido de las motoras y los señuelos con una experiencia desagradable, por esta razón hacen caso omiso a los señuelos clásicos. Siempre he sido contrarío al uso de motores de gasolina en agua dulce, no solo por la contaminación, sino porque soy de la opinión que influyen negativamente en la pesca. Prefiero utilizar embarcaciones blandas tipo Servidor o Zodiac, porque considero que los ruidos producidos por el golpeo del oleaje en un casco duro ahuyenta la pesca. He observado atónito como en una pequeña recula entran diariamente una docena de embarcaciones que apagan los motores veinte metros antes de llegar al puesto. Colocan cualquier señuelo de moda, pescan durante cinco minutos y se van. Al final del día escuchas sus quejas sobre los malos resultados de la jornada, siempre achacando el fracaso al tiempo u otros factores ajenos. Cuando la recula finalmente se queda tranquila durante algunas horas, me he acercado sigilosamente con el eléctrico o a remo. Los resultados eran notablemente mejores, en algunas ocasiones he llegado a pescar hasta cuatro o cinco ejemplares, generalmente ejemplares de talla media. En ocasiones los ejemplares grandes se dejaban ver, pero hacían caso omiso a los señuelos clásicos. Como soy de los que me gusta arriesgar, opte por probar otro tipo de señuelos. Probé suerte con diferentes tipos de Rapalas de mar, Rapalas grandes para el lucio y Rapalas extremamente pequeños. En algunas ocasiones los resultados fueron más que sorprendentes, muy por encima de las expectativas. A continuación paso a relataros algunas de las experiencias más curiosas e interesantes.

En invierno, Basses grandes con señuelos pequeños .

Estuve largo tiempo convencido de que para pescar grandes Basses en invierno era necesario utilizar grandes señuelos. Un día, después de muchas jornadas de pesca infortunitas, me di cuenta que para pescar grandes Basses debería cambiar de estrategia. Llegué a esta conclusión observando el comportamiento de los grandes Basses en época de frío. En pleno invierno es bien sabido que los Basses están inactivos o que la actividad es mínima, manteniéndose más activos los grandes que los medianos. Cuando localizaba un ejemplar grande me cansaba de pasarle el señuelo por delante de las narices. Lo ignoraba por completo o lo observaba sin atacarlo. Probé con todo tipo de señuelos de tamaño medio, con diferentes tipos de movimiento y paseándolo a diferentes velocidades, pero no había nada que hacer. Achaqué la falta de interés por el señuelo a la falta de apetito, y en cierto modo no iba mal encaminado. Por esta razón me decidí por utilizar Rapalas de menor tamaño, es decir de 3 a 5cm. Me hice con un surtido completo de Rapalas de este tamaño, sin importarme realmente su finalidad. Es decir, tuve que pasar por alto los tópicos y compré modelos destinados a otras especies como la Trucha. Los resultados fueron más que sorprendentes. Estos modelos pequeños eran muy efectivos y parecían estimular a los Basses. Recogiendo con lentitud y haciendo una pequeña pausa delante de ellos para posteriormente continuar recogiendo, resulto ser sumamente efectivo. Los mejores resultados los dieron los modelos Rapala Original “TRUCHA MARRON” y “OLIVE GREEN MUDDLER” en 3cm, seguidos de cerca por los modelos clásicos, “SILVER” y “GOLD” en 5cm. Los mejores días son los soleados y sin aire. Las mejores horas para pescar son a partir del medio día cuando el agua en las zonas menos profundas se ha calentado, hasta el anochecer cuando comienza a refrescar. En cuanto a los lugares de pesca, las zonas que mejor se dan son donde cubre poco y en las reculas soleadas protegidas del aire.

 

En primavera, anguilones y señuelos grandes brillantes.

A principio de primavera cuando comienza a hacer los primeros días de calor, es cuando despiertan de su letargo invernal los grandes Basses. Durante este periodo están aletargados y perezosos, siendo bastante difícil llamar su atención. En estas fechas de transición, me han dado muy buenos resultados los clásicos Anguilones utilizados en el mar para la pesca de pequeños depredadores como el jurel o la aguja. Podemos encontrarlos de diversos colores, pero los más efectivos son los blancos, los verdes claros y los azules ligeramente plateados. Se pueden utilizar lanzando y recogiendo a modo de clásico, como si de un vinilo se tratara. La otra forma de uso mucho más efectiva y precisa es a pez visto. Para ello previamente deberemos colocar un perdigón de plomo justo delante de la anilla del anzuelo. Cuando localicemos un Bass a una profundidad a la que podamos ver el fondo, lanzaremos el anguilón delante de sus narices. Debido al peso del plomo, el anguilón se irá en picado hacía el fondo. Si el Bass lo detecta irá directamente a por el y lo atrapara durante la ciada. Si cae a fondo, el Bass tiene costumbre de quedarse observándolo, es entonces cuando deberemos realizar unos tirones para levantarlo dos palmos del fondo y lo volveremos dejar caer a fondo. El Bass no podrá resistirse a este movimiento y se abalanzara sobre el señuelo. Una vez que la primavera se ha estabilizado y los días soleados en los que el termómetro diurno alcanza cuotas altas se suceden, es cuando comienza una de las épocas más productivas para pescar un ejemplar de buen tamaño. Los ejemplares grandes comienzan a comer antes que los demás y su apetito es mayor, así que rápidamente aumentan de peso. Si al aumento natural de peso a las hembras les añadimos el peso de las huevas previas al desove, podemos pescar un buen ejemplar. Respetando siempre la época de nidificación. De todos modos soy amigo de soltar siempre el pez donde lo he pescado, así que si por error he pescado un ejemplar que estaba anidando, lo habré alterado demasiado. Los Basses estaban muy activos y tenían ganas de comer, utilizando señuelos clásicos los resultados eran buenos. El inconveniente era que la talla de las capturas se mantenía entre los 700gr y los 1.500gr., contadas veces pescaba un ejemplar de mayor tamaño. Para intentar evitar los Basses de tamaño medio, comencé a utilizar Rapalas algo más grandes (11cm), pero los resultados no mejoraron demasiado (1.800gr) los más grandes. Para la boca de un Bass hambriento casi ningún señuelo es demasiado grande! Así que pase a utilizar Rapalas de 13cm pensando que así pescaría ejemplares de mayor tamaño, pero no fue así. Pescaba muchos menos Basses y el peso máximo se mantenía entre los 1.500-1.800gr. Finalmente opte por probar algunos modelos grandes de 18cm de tonos plateados de carácter mixto agua dulce / mar. Tuve la mala suerte de pillar dos jornadas de meteologia adversa, con aire fuerte y frío. Los resultados fueron pésimos y le achaque la culpa a los señuelos. En siguientes jornadas volvi a pescar con los señuelos de siempre. Por casualidad aquel día perdí tres de ellos y tuve que echar mano de un Rappala Original VAMPIRO de 18cm que guardaba en la caja. En las siguientes dos horas solo tuve tres picadas, saque dos ejemplares de 2.300gr y 2.500gr, el otro se me desclavo. Me quede con la mosca si había sido casualidad o si fue debió al señuelo. En las siguientes jornadas estuve pescando con los modelos Originales VAMPIRO , SHINER, GOLD y SILVER de 18cm logrando pocas picadas pero todos ejemplares de tamaño entre 1.700gr y los 2.400 gr. Una ventaja de utilizar este tipo de señuelos es el amplio abanico de posibilidades, puesto que a menudo cae un buen ejemplar de lucio y lucio perca. Es importante recalcar que aunque durante el día tuve picadas, realmente las horas más productivos son las del atardecer, sobre todo en las zonas en las que durante el día ha dado el sol.

En verano, señuelos grandes marinos.

El verano y el calor intensivo nunca ha sido bueno para la pesca de grandes Basses. No obstante siempre si hagamos bien las cosas tendremos la posibilidad de realizar una buena captura. Como es bien sabido, las mejores horas para obtener buenos resultados son al amanecer y a última hora de la tarde. Si vamos a probar suerte durante las horas centrales y queremos tener una oportunidad, lo mejor es que pesquemos en cortados con profundidad y a la sombra. Personalmente aprovecho el verano para experimentar con todo tipo de señuelos nuevos. Normalmente no suele salir ningún ejemplar interesante, pero me sirve para hacer una selección de señuelos para el resto del año.

 

Probando, probando, me dio por probar con Rapalas marinos de tamaño medio que profundizaban bastante como el X-RAP MAGNUM SILVER, SILVER BLUE MACKEREL Y SPOTTED MINNOW de 15cm, los resultados fueron más que aceptables teniendo en cuenta la época del año que nos encontrábamos. Por esa razón me decidí a experimentar con los mismos modelos pero de mayor tamaño que los anteriores. El resultado fue muy satisfactorio, a pesar del tamaño de los Rapalas los Basses no tenían problemas en aceptarlos.

 

Aún siendo verano, no era extraño pescar en una solo jornada 5 -6 ejemplares de + 1.800 gr. El único inconveniente de usar este tipo de señuelos es que al ir por el fondo se enganchan frecuentemente en obstáculos y se suelen perder algunos. Por esta razón es aconsejable pescar en zonas libres de obstáculos, sobre todo de árboles sumergidos. Los puntos de pesca más apropiados, son las paredes escarpadas y profundas. La utilización de un señuelos apropiado es de gran importancia, pero igualmente importante es tener un equipo de pesca que este a la altura de las circunstancias. Particularmente utilizo una caña Shimano Technium DF AX 240 MH combinado con un carrete Shimano Technium 4000 FA, considero que es un equipo equilibrado y acorde a las necesidades.

 

En otoño, señuelos para lucios.

Sin duda el otoño es la mejor época del año para realizar una buena pesquera. Los Basses se han alimentado bien durante todo el año y han cogido buen peso. No es solo que en esta época del año se pesquen los ejemplares más grandes, sino que la media de peso de las capturas es mucho mayor que en otras estaciones. Pescando en otoño al Lucio, en algunas ocasiones he clavado buenos ejemplares de Bass. Haciendo memoria recordé los modelos con los que me había sucedido, llegando a la conclusión que los Basses parecían especialmente interesados por los colores Perch y Firetiger. En uno de mis embalses favoritos tenía localizados varios ejemplares de buen tamaño que hacían caso omiso a los señuelos tradicionales para Bass, así que llene mi caja de pesca con Rappala de diferentes modelos y tamaños de color Perca y Firetiger. Los resultados no se hicieron de rogar, especialmente efectivos fueron los modelos JOINTED de 11 y de 13cm.

POPPERS

 

 

Durante todo el año estuve probando con diversos modelos de Poppers, obteniendo los mejores resultados durante la primavera avanzada y en el otoño. Procuraba utilizar los modelos más grandes de agua dulce y alguno que otro marino. Los Basses en esta época se sienten especialmente atraídos por los chapoteos en superficie y no dudan en atacar el señuelo por muy grande que este sea.

 

 

 

Los mejores resultados los obtuve con los Rapala Skitter Pop Silver y Firetiger de 9 cm de agua dulce y con el Rapala de mar Skitter Pop Green Mackerel 12 cm Vistos los resultados, pienso seguir experimentando con todo tipo de Rapalas sin tener en cuenta para lo que realmente están concebidos. Experimentar evidentemente conlleva un riesgo, el cual acepto muy gustosamente si me produce una subida de adrenalina. Cada uno que haga lo que quiera, yo os aconsejaría que de vez en cuando probarías suerte con otro tipo de señuelos, nunca se sabe como van a reaccionar los peces!