I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
Carpfishing en España

 

España es la gran desconocida de Europa, pero no solo para los extranjeros si no para los propios Españoles. Es un país de grandes dimensiones con más de mil embalses, casi todos por explorar. Dignos de mencionar son también algunas lagunas y humedales que existen desde siempre. Tenemos embalses gigantescos, muchos con mas de cincuenta kilómetros de orillas, donde los carpas jamas han visto a un carpista y donde los peces no saben lo que es un boilie. Hay parajes donde durante varios días no ves a ninguna persona con la excepción de un ganadero o un excursionista. Además de estos grandes embalses hay cientos de embalses pequeños y medianos que todavía son prácticamente vírgenes. El carpfishing en España todavía esta en pañales en comparación con otros países Europeos. En los próximos artículos haremos un bonito viaje por la península ibérica, para conocer un poco sobre los embalses legendarios. Este articulo nos servirá como introducción para tener una visión general sobre España.

En 1995 cuando comenzamos a practicar esta modalidad de pesca en España seguramente no habrían mas de cincuenta carpistas y en la actualidad el numero de aficionados con nivel medio no superara los 700 pescadores. El récord de España esta en 33.5 kilos, la carpa fue pescada en el embalse de Orellana en marzo del año 2008. Las carpas más grandes que han sido capturadas en la actualidad están cerca de los 30 kilos y son casos muy excepcionales, casi todas han sido capturadas por pescadores no deportivos y han sido sacrificadas, pero eso es un tema del que hablaremos luego. Durante nuestros primeros años como carpistas llegamos a la conclusión de que estos ejemplares únicos, que a lo máximo se capturaban uno o dos ejemplares por año, en un embalse determinado que es Orellana, en el resto de España las carpas no alcanzaban estos tamaños. Llegamos a esta conclusión por diferentes razones, la principal era por falta de experiencia y por que la zona donde nosotros vivimos y en los embalses donde nosotros pescábamos eran malos. En España solo habían unos pocos pescadores profesionales en otras zonas de España y no teníamos contacto con ellos. Los que estaban a nuestro nivel cometían los mismos errores que nosotros y los que pescaban grandes carpas eran pescadores no deportivos, que hacían alguna captura excepcional, siempre por suerte. Además de todas estas razones que apoyaba nuestra tesis, se unía una mala genética, la seguía, la sobre población de peces pequeños y las masivas matanzas.

Han pasado muchos años y nuestra opinión ha cambiado mucho, es cierto que hay muchos factores negativos como en otros países de Europa, pero también tenemos muchos factores positivos. Gracias a las experiencias propias y de amigos nuestros pescadores, desde que se esta practicando la pesca de la las grandes carpas con sistemas modernos y más selectivos cada vez es más frecuente la captura de grandes ejemplares hemos llegado a la conclusión que España puede ser igual de bueno o mejor que algunos países europeos.

HISTORIA DE LA CARPA EN ESPAÑA

Volvamos al tema que nos interesa, que es la carpa en España. En nuestro país nadie se molesto en hacer manipulaciones genéticas, si no que simplemente fueron introducidas por los romanos en su forma original, lo que hoy en día denominamos carpa salvaje. Durante varios siglos, bien por la ayuda del hombre o con la ayuda de riadas, fueron poblando toda la península. Hasta principios del siglo pasado no tenemos constancia de que se hicieran repoblaciones, por lo menos oficialmente. Posteriormente entre los años 1920-30 se hicieron repoblaciones no oficiales, el origen y la genética de las mismas es desconocido. Entre los años 1953-1963 el Servicio Nacional de Pesca Fluvial y caza, llevo a cabo repoblaciones masivas de carpas royales en toda la península ibérica. Las carpas utilizadas en la repoblación provenían de una piscifactoría de Aranjuez que importo especímenes de Alemania y Holanda. Desde entonces hasta la fecha de hoy se ha continuado haciendo. En algunos embalses españoles todavía se pueden encontrar grandes poblaciones de estas carpas o por los menos ejemplares de cruces con carpa salvaje, que siguen manteniendo las características genéticas y se distinguen claramente de la carpa que pescamos habitualmente.

La actualidad :

Hoy en día casi todas las aguas peninsulares están pobladas de carpas. España es una autentica ensalada genética y solo en muy pocos lugares se pueden encontrar ejemplares puros, tanto de una variedad como de otra. En Europa no es extraño la captura de carpas de 25 kilos y hay bastantes embalses donde se pescan con cierta regularidad carpas de 25 a 30 kilos. En España este no es frecuente tan frecuente, las captura de grandes ejemplares es bastante escasa. De lo que si podemos estar orgullosos, es de la abundancia de carpas entre los 5 y 15 kilos, en algunos embalses hemos pescado en un solo día más de 20 ejemplares. La gran mayoría de los embalses y ríos esta poblados por carpas comunes que no suelen superar los 13 kilos, pero como ya hemos mencionado anteriormente están muy poco pescados y no va a ser extraño que en breve esta media suba, a medida que el nivel de los pescadores sea mas alto. En algunos embalses donde se suponía que el límite estaba en 17 kilos, en la actualidad pescadores con mas nivel, están haciendo capturas de ejemplares de 23 kilos, eso demuestra que todavía hay mucho trabajo que hacer. Pero como dicen las mujeres, no siempre el tamaño es lo más importante, je, je ,je . Esta no es una opinión nuestra si no de muchos pescadores extranjeros que han pescado en nuestras aguas, que en broma decían que eran autenticas carpas bravas. Pescadores con mucha experiencia y que han pescado en todo el mundo, coinciden que las españolas son de las mas fuertes que han pescado en su vida. Nosotros lo podemos colaborar, evidentemente no en todos los embalses es así, pero si en la gran mayoría de ellos. Yo he estado en presencia de algunas capturas, donde los pescadores creían tener engancho el ejemplar de su vida, y al final eran carpas de 12-13 kilos. Lo mismo pasa sobre todo con carpas de 8 a 12 kilos, que al principio de la picada, hasta que consigues frenarla y te la traes hasta la orilla, a veces piensas que es un ejemplar de 15 a 20 kilos. Esta condición se suele dar normalmente en embalses de aguas limpias y oxigenadas, pero este tipo de embalses también existen en el extranjero, así que pensamos que quizás la fuerza se deba a su estado semi salvaje. A nuestro juicio especialmente fuertes son las carpas de Orellana y las de Peñarroya, las del Ebro también, pero es más bien porque aprovechan la corriente del río. La no abundancia de especímenes gigantes en gran medida es debida a la genética, pero también son en gran medida culpables todos aquellos pescadores no deportivos, que se llevan los peces a su casa o pueblo para mostrarlos como trofeos. Hace pocos años existían muchos mata peces, pero la mentalidad gracias a dios esta cambiando y cada vez son más los pescadores deportivos que se dan por satisfechos con una buena foto y después devuelven el pez al agua, con la ilusión de poder capturarlo en el futuro con algunos kilos más.

LOS MEJORES EMBALSES

Por respeto a nuestros compañeros de pesca, como es evidentemente no podemos hablar de los pequeños y medianos embalses donde en la actualidad están haciendo buenas capturas. Es cierto que los embalses grandes tienen mayor dificultad por su tamaño, pero siempre tienen el factor sorpresa de pescar un ejemplar gigante, cosa que en los pequeños no sucede porque la población es muy pequeña y los ejemplares ya han sido capturados en alguna ocasión, así que el factor sorpresa es mínimo. Los mejores grandes embalses, en general son los que fueron construidos antes de 1970, en especial los que están abastecidos por los grandes ríos. Estos embalses sufren épocas de sequía pero jamas se han secado y tienen una población estable de carpas y barbos.

Distribución geográfica por áreas y variedades.

Con la excepción de algunos embalses aislados, las provincias que reúnen las mejores condiciones y donde se han capturado un mayor numero de grandes ejemplares de las diferentes variedades son:

La zona centro:

En las comunidades autónomas de Madrid y Castilla la Mancha, predomina la carpa común, sobre todo en las cuencas del río Tajo y Guadiana. Algunos embalses tienen pequeñas poblaciones de espejo y solo en unos pocos embalses como El Vellón predomina las carpas espejo.

El Sur :

En la provincia de Andalucía, la variedad predominante también es la común, sobre todo en los grandes embalses y en los ríos. Los embalses mixtos son bastante mas frecuentes que en la zona centro. Las poblaciones grandes de carpas espejos, prácticamente solo se encuentran en embalses medianos y pequeños.

El Oeste:

Extremadura es la provincia por excelencia para la pesca de grandes ciprinidos. En los embalses grandes de la cuenca del Tajo y Guadiana predominan las carpas comunes, la población de carpas espejos es inferior al 10%, pero las pocos ejemplares capturados son grandes. En algunos embalses de tamaño medio - grande es todo lo contrario, en algunos la población de carpas espejo llega hasta a un 90%. En los embalses pequeños podemos encontrar de todo y sobre todo carpas grandes. En Extremadura existen miles de charcos, lagos, lagunas y brazos de ríos, en todos ellos se pueden encontrar grandes ejemplares. La mayor concentración de ejemplares grandes, se encuentra en el área entre los dos grandes ríos.

 

La cuenca del Ebro:

Toda la cuenca del Ebro desde el delta hasta mas allá de Zaragoza son buenas zonas para la pesca de grandes ejemplares. La población del río es prácticamente exclusivamente común con la excepción de algún ejemplar aislado. Casi todos los embalses de la zona son de carpas comunes, pero hay algunas excepciones donde la población es mixta.

 

El norte y la cuenca del Duero:

Toda la zona norte y la cordillera Cantábrica en general no son buenas. La provincia de Castilla - León y el resto del centro norte son bastantes flojas. Por encima de Castilla la mancha y de Madrid, prácticamente no se encuentran embalses buenos, con la excepción de algunos embalses aislados de la cuenca del Duero.

El mediterráneo :

Lo mismo pasa con la franja del mediterránea, Cataluña ( con excepción del Ebro) y Valencia el río Jucar, no son muchas las zonas donde se hacen grandes capturas. En cambio son famosas por la pesca de míni tallas ( incluso se celebran campeonatos del mundo de cup y inglesa). Para la pesca de grandes ejemplares, con la excepción de muy pocos embalses, es pésima. Hay dos o tres embalses donde hay carpas grandes pero la sobre población de peces pequeños y cangrejos hacen imposible su captura.

Las tallas :

A título informativo, esta sería la pirámide de expectativas por tallas de un pescador de nivel medio - alto que conoce las aguas:

•  2 a 4 kilos : Miles de ejemplares, en muchas provincias se hace prácticamente imposible la practica del carpfishing, es imposible sortear los ejemplares mas pequeños, aunque utilicemos montajes dobles o cebos grandes.

•  8 a 11 kilos : Hay muchos ejemplares, en un embalse normal pueden llegar a suponer hasta un 30% de la población total.

•  11 a 13 kilos: Si se conoce bien un embalse, es fácil sacar algunos ejemplares diarios.

- 13 a 15 kilos : Hay que buscar un embalse bueno y dedicarle bastantes jornadas para encontrarlas.

- 15 a 18 kilos : Un embalse bueno, muchas jornadas de pesca y buen conocimiento de las aguas.

- 18 a 22 kilos : Difícil, difícil, difícil. Embalse muy bueno, hay que dedicarle infinidad de jornadas y

tener bastante suerte.

•  22 a 25 kilos : Solo para unos cuantos privilegiados, en muy pocos embalses. A veces hay que

dedicarle un o dos años de pesca intensiva a un embalse.

•  mas de 25 kilos : Es mas bien un factor de suerte que de técnica y conocimientos. Pescando en un embalse de primera categoría podemos pesca una carpa de este tamaño en cualquier momento, por que las hay y seguramente incluso hay ejemplares por encima de los 30 kilos, pero lo mas normal es que nunca las pesquemos nosotros mismos.

La carpa salvaje.

Para muchos pescadores, sobre todo los que se rigen exclusivamente por el peso no tienen ningún interés en pescarlas. Para los pescadores que entienden de la materia, saben que hoy en día es difícil encontrar carpas en estado prácticamente salvaje. Carpas muy largas, con el cuero aerodinámico, una aleta caudal enorme y de colores oscuros. Con los labios gruesos y duros. Por regla general no superan los 15 kilos y se ha hecho alguna captura cercana a los 18 kilos. Estas carpas no tienen nada que ver con las comunes y mucho menos con otras variedades, estos peces tienen una fuerza y un espíritu de lucha increíbles. Si anteriormente hablábamos de que las carpas españolas eran fuertes, las salvajes son autenticas torpedos acuáticos. Con las constantes repoblaciones su numero ha disminuido considerablemente, pero aun así se encuentran con frecuencia, sobre todo en ríos pequeños y embalses aislados. Una carpa salvaje de 10 kilos tiene bastante mas fuerza que una carpa espejo de 15 kilos.

Factores negativos y positivos :

El factor que mas hay que tomar muy en cuenta, es el calor. Cuando más calor hace la temperatura del agua sube y la actividad de la carpa aumenta. La carpa es de sangre fría y necesita el calor para estar activa. El factor mas positivo de España, es que disfrutamos de temperaturas altas casi todo el año, incluso en el interior de la península. A principios de marzo los embalses del interior alcanzan una temperatura de 10ºC , según los estudios realizados a partir de esta temperatura las carpas comienzan a estar activas. Evidentemente hay excepciones, nosotros hemos hecho capturas con temperaturas de 6ºC e incluso se han hecho capturas con menor temperatura, pero la verdad que son casos poco frecuentes y muy difíciles. El aumento progresivo de la temperatura, acelera el proceso de alimentación y de digestión hasta alcanzar temperaturas cercanas a los 25ºC. A partir de este momento cuanto más suba la temperatura, menor será la actividad. Las altas temperaturas provocan en la carpa un estado de inactividad debido a que el consumo energético es mayor que la cantidad de calorías que pueden obtener alimentándose, en estas situaciones sobre todo en los meses de julio y agosto la carpa permanece largas horas inactivas. Las consecuencias negativa de temperaturas tan elevadas, es que las carpas se reproduzcan varias veces al año, provocando así una altísima densidad de peces. Con tantos peces el alimento se hace escaso y afecta negativamente en el crecimiento. El otro gran enemigo son las grandes sequías, que hacen bajar tanto el nivel y la calidad del agua que los peces acaban muriendo por asfixia o el embalse acaba secándose completamente. La introducción de especies aloctonas a veces es un gran problema para las especies autóctonas, pero no siempre. Para ser breves y no entrar en polémicas citaremos brevemente cuatro ejemplos. Para favorecer el crecimiento de especies depredadoras se han introducido pequeñas especies de peces como el alburno o el percasol. Los depredadores y las otras especies como las carpas crecen, pero estas especies se reproducen tan rápido que son una plaga y están acabando con las puestas de las demás especies. El pez gato es especialmente odiado, porque es una plaga y se come todos los cebaderos. No sirve como alimento y tampoco es un pez deportivo, nos gustaría saber quien ha tenido la genial idea de introducir esta especie. El siluro, hablaremos mas adelante sobre el, cuando hablemos sobre el Ebro. El cangrejo rojo americano, es una super plaga. Hace muy difícil la pesca porque acaban con el cebadero y el cebo rápidamente, pero por otro lado son el alimento preferido de las carpas y gracias a ellos se ponen grandes y gordas, de tanto cangrejo que comen se ponen rosadas, hay ejemplares donde la barriga normalmente blanca es de color rosado intenso.

En la costa y en los ríos pesca todo el año.

Cuando pensamos en España siempre nos recuerda a sol y a calor, pero eso solo es en la zona mediterránea donde las temperaturas mínimas nocturnas en los meses mas fríos enero y febrero no suelen bajar de los 4ºC y las diurnas están entorno a los 16ºC. Estas condiciones meteorológicas tan favorables, permiten la pesca durante todo el año. La actividad invernal en los ríos es bastante alta. En los grandes ríos del interior, Duero, Guadiana y Tajo la actividad de la carpa baja considerablemente, lo positivo es que es la época ideal para pescar un barbo gigante. Los grandes ríos del sur como en el sur el Guadalquivir la actividad continua siendo bastante alta. Los ríos del mediterráneo como el Júcar, Túria, etc .. y sobre todo el Ebro tienen una excelente actividad, gracias al frío las carpas pequeñas bajan la actividad y nos permiten pescar ejemplares más grandes.

Meteorología :

Es importante muy importante ir bien equipado. En los meses de marzo, abril, octubre y noviembre el tiempo es bastante cambiante, sobre todo en el interior. Además de cambios bruscos de temperatura diurnas de días de + de 25ºC al día siguiente podemos tener tan solo 10ºC. En esta época del año son muy frecuentes fuertes tormentas con lluvias torrenciales, así que no hay que olvidar ropa de lluvia. Sobre todo en los meses de julio, agosto y septiembre los termómetros superan a menudo los 40ºC a la sombra, por lo cual es imprescindible llevar siempre mucha agua, sombrero, buscar sombra y utilizar crema solar. No hay que olvidar que en el interior persiste el clima continental, con inviernos muy duros y fríos donde las temperaturas nocturnas a menudo pueden llegan a bajar hasta los 10ºC y las diurnas no superan los 4ºC, por lo cual hay que llevar mucha ropa de abrigo. Estas condiciones dificultan la pesca pero no la hacen imposible y por suerte el invierno no suele durar más de dos meses, enero y febrero .

Las leyes e información importante.

La legislación española data del año 1942 y esta completamente obsoleta. Es importante saber que la pesca nocturna no esta autorizada, solo se puede pescar desde una hora antes de amanecer hasta una hora después del anochecer, la única excepción es en algunas zonas del Ebro donde se puede pescar hasta las 24 horas. El cebado esta autorizado en toda España con excepción de las aguas trucheras y en Castilla La Mancha. El numero de cañas autorizadas, es de dos personas con la excepción de Extremadura donde son tres. La acampada libre y hacer fuego esta terminantemente prohibido. La conservación del medio ambiente se lleva a cabo por la Guardia Civil or Seprona (the Spanish Guarde of nature). Es poco frecuente que tengamos una visita porque estan muy justos de personal. Si el campamento esta en buenas condiciones, suelen ser bastantes tolerantes y muchas veces todo acaba con una amonestación verbal. Eso si, si aplican la ley podemos tener multas en entre 20 Euros y 12.000 Euros, normalmente las multas más altas no superan los 150 Euros. El mayor problema es que además de la multa, tienen a retirar todos los objetos que infligen la ley, así que si te pillan pescando por la noche, te pueden quitar el equipo de pesca y el de acampada. En un encuentro ocasional, aconsejamos siempre mucha tranquilidad, educación y una conversación constructiva.