I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatosy aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
Recursos naturales. Pesca ecológica y natural.

 

En junio del año 1995 estaba disfrutando de una de mis primeras jornadas de Carpfishing en el embalse de Millares en Valencia. Como cebo estaba utilizando unos boilies caseros de chocolate en polvo. Llevaba dos meses pescando en este lugar y en las jornadas anteriores había pescado una media de 3 carpas de 2 a 4 kilos. Aquel día en tan solo cinco horas había sacado ocho carpas de 2 a 5.5 kilos. El cebado realizado era exactamente igual al del de las jornadas anteriores, pero esta vez la actividad y la concentración de carpas era mucho mayor. En su día no puede encontrar una explicación lógica de ese comportamiento tan inusual. El siguiente año sobre las mismas fechas fui a pescar a la misma zona y en esta ocasión me di cuenta de un detalle que anteriormente se me había pasado por alto. En esta zona del embalse había una gran cantidad de moreras que colgaban sobre el agua y debajo de ellas se amontonaban las carpas esperando a que caiga la fruta madura. La alta concentración de carpas en la zona era debido al alimento natural y no al cebado que yo había realizado. Había descubierto una de las claves importantes del embalse, pero en aquel momento no supe aprovechar correctamente este conocimiento. Lo único que se me ocurrió fue pescar a pez visto, poniendo directamente la mora sobre el anzuelo. Es muy divertido pescar así, más todavía si utilizamos un equipo muy ligero como una caña de Bass. Nada más caer el cebo al agua la carpa se abalanzaba sobre la mora. Aunque las carpas no sean grandes, si pescamos a una distancia tan corta la lucha es impresionante.

 

A lo largo de los últimos años he tenido la oportunidad de observar diferentes hechos relacionados con la naturaleza, los cuales me han hecho reflexionar y me han llevado a aprovechar dichas circunstancias a mi favor. Que las semillas y las frutas son del agrado de las carpas es bien sabido, pero el saber utilizarlas en el lugar y en el momento adecuado lo es todavía más. Lo que acabo de exponer todavía entra dentro de lo que podemos describir como una situación lógica, pero si os dijera que en algunas ocasiones las carpas se vuelven carroñeras o que comen heces, supongo que más de uno me tomaría por loco!

 

 

Para que nadie me tome por loco, os voy a poner dos ejemplos reales en los cuales me he visto ante dos situaciones verdaderamente sorprendentes. En el Vellón cada x años en primavera se produce una mortalidad masiva de percasoles, desconozco la razón de estas muertes pero supongo que se trata de una viremia. La cuestión es que durante algunas semanas las orillas y el fondo están repletos de percasoles muertos, durante este ciclo las carpas hacen caso omiso a otros cebos y solo se centran en comer percasoles. Me di cuenta de ello cuando una de las pocas capturas realizadas durante la jornada se cagó sobre la moqueta un amasijo de escamas plateadas. No tardé en reaccionar y puse como cebo percasol, las picadas no tardaron en llegar, sobre todo las de ejemplares grandes.

 

 

 

Bajo realizado con Orejones, un cebo muy eficaz y de aceptación rápida!

 

 

 

La segunda situación fue todavía más sorprendente y abstracta que la anterior y tardé bastante más tiempo en entender lo que estaba sucediendo. Todos los años en primavera en un embalse extremeño se acumulan miles de aves para nidificar sobre la copa de los arbustos que están semi sumergidos en el agua. En la misma época del año se acumulan un gran número de carpas en la zona, sobre todo debajo de los árboles. Como coincide con la época del desove pensaba que los peces se concentraban en la zona solo por esta razón, hasta que me di cuenta que también se sentían atraídas por las aves. Subido a una loma pude observar como las carpas se comían las heces que caían al agua. No entendía bien lo que estaba sucediendo, así que me puse a buscar heces por la orilla del embalse. Cuando las encontré cogí un palo y me dispuse a removerlas para ver su composición. Las heces estaban llenas de semillas que las aves no podían digerir y eso era lo que las carpas estaban buscando. Ni corto ni perezoso me dedique toda la mañana a recoger heces y a guardarlas en un cubo. Como tengo costumbre de llevar conmigo diferentes tipos de boilies, coincidió con que llevaba un paquete de boilies de cañamón. Por la tarde saque los cebos en barca, sobre cada bajo con un boilie de semillas tiré dos palas de heces. Os puedo asegurar que hice una de las mejores pesqueras de mi vida.

En el embalse de Ribarroja tuve la ocasión de observar un comportamiento muy curioso. Mi puesto de pesca habitual estaba ocupado, así que tuve que buscarme otro puesto. Encontré un puesto de pesca entre dos casas que daban directamente al embalse. En la misma orilla había un inmenso montón de estiércol de gallina que debido a la subida del nivel del embalse estaba parcialmente cubierto de agua. En la parte sumergida habían tres carpas de tamaño revolviendo el estiércol, cuando me vieron llegar se marcharon. Por curiosidad me puse a remover el estiércol con un palo y me di cuenta que donde todavía tenía humedad estaba repleto de pequeñas lombrices rojas. Como ya tenía la experiencia de Extremadura, no lo dude por un momento y cebé con estiércol. En poco tiempo el cebadero se llenó de carpas y tuve una de mis mejores sesiones de pesca en este embalse.

Así podría contaros bastantes anécdotas, pero prefiero que seáis vosotros mismos los que saquéis vuestras propias conclusiones mediante la observación.

A continuación voy a citaros una lista de productos naturales con las cuales podréis obtener excelentes resultados. La gran mayoría de ellos nunca los habréis oído nombrar en relación con la práctica del carpfishing, pero son unos cebos extremadamente efectivos. Además de nombraros los productos, os explicaré como se han de presentar y lo que podemos hacer para que sean más atractivos.

 

Semillas

 

Las semillas son uno de los cebos preferidos de la carpas y el que aceptan con más facilidad. Las semillas más frecuentemente utilizadas son el maíz, haba, guisante, garbanzo, lentejas, etc…, pero muchas otras semillas como el trigo, la cebada y las semillas de muchos árboles que crecen a la orilla de los embalses y ríos son cebos igual de efectivos y en algunas ocasiones incluso más. Sabiendo esto, es aconsejable comprobar lo que plantan en los campos cercanos y que tipo de árboles crecen en las orillas y utilizar ese tipo de semillas como cebo. La presentación del cebo se hará mediante un bait-mesh o con un boilie casero hecho con el mismo tipo de semillas.

 

Frutas

En algunas ocasiones las frutas son el cebo estrella, sobre todo si los propios frutales crecen cerca de las orilla. Yo he probado a pescar con moras, arándanos, higos e incluso con naranjas, pero muchas otras frutas son igualmente efectivas, solo tenemos que experimentar un poco. El cebo que más me asombró que aceptaran fue la naranja, porque a pesar de su dulzura, realmente es una fruta ácida. En el río Turia donde hay grandes bancales de naranjos y mandarinas, las carpas y los barbos aceptan estos cebos con absoluta naturalidad.

Las frutas del bosque son muy blandas y se tienen que presentar en forma de bait-mesh, los cebos mas duros como la naranja o el higo se pueden poner enteros o en forma de taco, siempre y cuando no tengamos que realizar un lance fuerte. El higo no se puede utilizar tal cual, antes de utilizarlo debemos de dejar que supure la leche, lo mejor es dejarlos secar durante algunos días. Otros frutos como el plátano, la calabaza o el coco no se encuentran en las orillas de los embalses, pero en algunos lugares tienen una excelente aceptación. La fruta además de ser un cebo excelente es económico, podemos recolectarla nosotros mismos, podemos comprar la fruta de temporada e incluso podemos pedir los restos en la frutería de nuestro barrio.

Fruta seca y en almíbar

Algunas frutas funcionan muy bien en su forma seca, como por ejemplo el higo, las pasas, las ciruelas o el pan de higo y otras en almíbar como la pera o el melocotón. No se porque aceptan estos cebos con tanta facilidad, pero probablemente sea debido a que se sientan atraídos por su alta concentración en azucares. La fruta seca se pone directamente sobre el hair, para poder pescar con fruta en almíbar casi siempre será necesario elaborar un bait-mesh o sacar los cebos en barca.

 

Tubérculos y otros

La patata no es el único tubérculo que da buenos resultados, la zanahoria y el boniato hervido son cebos muy apreciados por nuestras amigas. Al igual que la patata son cebos de aceptación rápida y no es necesario realizar un cebado a largo plazo. Todos estos cebos contienen gran cantidad de hidratos de carbono y azucares, parece ser que ambos componentes son del agrado de las carpas. A pesar de su sabor extremo, los dientes de ajo bien hervidos son un cebo excelente. Estuve una temporada cebando en un río con garbanzos hervidos con muchos dientes de ajo. Un día en bromeando me dio por poner un diente de ajo, la sorpresa fue que obtuve más picadas con el propio diente de ajo que con los garbanzos preparados, curioso no?

Cárnicos

Los cebos cárnicos por excelencia son la lombriz de tierra, el gusano de la carne, el cangrejo americano y el pez muerto, pero hay otros cebos igualmente atractivos. Mis cebos preferidos son el camarón y la almeja de agua dulce, son cebos poco utilizados porque son bastante difíciles de conseguir. La presentación más habitual es en forma de bait-mesh, pero también los podemos presentar directamente sobre el hair. De los cebos de tierra firme mi preferido es el caracol, no es necesario quitarle el caparazón, para poder pasarle la aguja es suficiente con aplastarlos un poco. Aunque tengan más carne, no se os ocurra utilizar babosas puesto que la baba que les cubre es indigesta y a las carpas no les gustan. Los saltamontes, grillos y alacranes cebolleros son excelentes cebos para la carpa y una autentica delicia para los barbos, os puedo asegurar que no hay barbo que se resista a tomarlos.

 

Finas hierbas

Hace años en una revista italiana leí un artículo sobre la pesca de amures con maíz hervido con orégano. En su día puse a prueba la misma receta y los resultados fueron muy buenos, finalmente tuve que dejar de preparar esta receta debido al elevado precio del orégano. Años más tarde retome el asunto y me puse a experimentar con diversas plantas aromáticas que crecen en mi región y las combiné con todo tipo de legumbres y verduras. Estuve realizando pruebas con hinojo, anís, romero, tomillo, vainilla, flor de azahar y ajo. En general los resultados fueron buenos, las combinaciones más exitosas fueron: haba – vainilla; maíz – tomillo y garbanzo – ajo.

Engodos

Si deseamos que nuestro cebo sea más atractivo, mezclaremos el engodo con el cebo que vamos a gastar. Podremos utilizar el engodo para realizar bolas de cebado o prensarlo sobre un plomo normal o un plomo cebador. Es aconsejable utilizar un engodo de maíz natural, que huela a maíz y no tenga otros aromas.

Semillas : realizar el engodo que contenga una gran cantidad de semillas.

Fruta : licuar la fruta, añadir agua para darle más volumen y mezclar con el engodo.

Fruta seca : trocear la fruta en forma de pequeños tropezones y mezclar con el engodo.

Fruta almíbar : triturar o licuar la fruta, añadir el líquido del almíbar y mezclarlo todo con el engodo.

Tubérculos: triturar en forma de papilla y mezclar con el engodo.

Cárnicos: No es posible hacer engodo con todos los cebos cárnicos. Los más apropiados para ello son los cangrejos y los peces muertos. Para hacer una buena papilla de cangrejos podemos utilizar una taladradora y ponerle un acople de los que se utiliza para remover pintura. Si queremos aumentar el volumen de la papilla, es suficiente con añadirle agua.

 

 

Finas hierbas : mezclar el líquido sobrante del hervido aromático con el engodo.

 

Remojos

De la mayoría de los productos mencionados hemos obtenido un líquido o una papilla, si le añadimos la cantidad adecuada de harina obtendremos una pasta espesa y muy viscosa. La pasta obtenida es ideal para remojar cualquier tipo de boilie o cebo natural. Con la fruta tenemos una alternativa mucho más sencilla y muy efectiva. Si no queremos complicarnos la vida podemos comprar una mermelada de calidad. Si disponemos de tiempo y de ganas, tenemos la alternativa de hacer mermelada casera, lo importante es que contenga mucho azúcar. La miel y en especialmente la de azahar es un remojo natural excepcional, para que la miel se adhiera bien, es aconsejable utilizar boilies de semillas porque son más porosos y absorben más.

 

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº142 de julio 2008