I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
El Boilie, ingredientes

En el articulo anterior hablábamos sobre los boilies de calidad y os dábamos unas referencias para que entendierais porqué son preferibles a otros más económicos. La inversión económica es mayor pero los resultados valen la pena. Nuestros métodos de pesca de grandes carpas no consisten en llegar a las orillas de un embalse y “besar el santo”. Hace falta un trabajo concienzudo en el pesquil para conseguir atraer los peces de trofeo que añoramos pescar. Como hablamos en anteriores artículos, el cebado es fundamental. Ello supone una planificación y un trabajo conjunto entre los compañeros que vamos a pescar. Hay que ir cebando la zona para que poco a poco los resultados vayan en alza. Os preguntareis que tiene que ver esto con el tema de los boilies…pues mucho. Las carpas van a ir acostumbrándose con el paso del tiempo a comer boilies. Cebando y cebando las carpas no van a comer solo un boilie, sino muchos. Van a aprender a degustarlos, a reconocer su aroma desde lejos y a encontrarlos en el fondo del embalse. Si cebamos con boilies de bajo valor nutritivo, boilies económicos cuyos ingredientes son a la fuerza de baja calidad, las carpas los probarán al principio, atraídas por ellos. Pero cuando esta comida les empiece a sentar mal, cuando empiecen a tener molestias en la digestión, su instinto empezará a recelar y pronto asociarán su malestar con la nueva comida que están consumiendo. ¿Os podéis imaginar el resultado? Efectivamente, dejarán de comer esos boilies y se centrarán en otros tipos de alimento. Pero esto no es todo, sino que ese recelo que cogerán hacia el boilie afectará también a boilies de alta calidad. La carpa desconfiará, a partir de este momento, de cualquier tipo de boilie. Por ello os aseguramos que no vale la pena cebar con boilies económicos y gastar en el anzuelo un boilie de calidad. Todo el trabajo de cebado que estamos realizando no sirve absolutamente para nada y es más, resulta perjudicial para la carpa y para nuestro bolsillo, pues estamos tirando el dinero. Ahora que ya hemos dejado claro este asunto, vamos a analizar los ingredientes que entran en la receta de un boilie, así entenderemos mejor lo que son, y seguro que cuando los tengamos en la mano, los veremos con otros ojos.

En el boilie pueden entrar los siguientes elementos:

 

  • harinas
  • huevo
  • endulzantes
  • aromas
  • semillas
  • productos liofilizados
  • estimulantes de apetito
  • colorantes
  • conservantes

LAS HARINAS

He aquí el secreto comercial más celosamente guardado por las empresas punteras de fabricación de boilies: las harinas que utilizan para cada gama de boilie, el tratamiento que le dan para su mejor conservación y las dosis empleadas. No todas las mezclas de harinas funcionan bien y al mismo tiempo se pueden trabajar industrialmente. Las harinas y los huevos forman una masa que debe tener la consistencia adecuada para pasar por maquinas hidráulicas que darán la forma definitiva al producto. Las harinas más utilizadas son las de trigo, maíz, arroz y soja, en forma de harina o sémola, pero hay otros tipos de harina que están haciéndose un hueco importante en la receta de los boilies. Se trata de las harinas de pescado y las obtenidas a base de semillas para alimentar pájaros, comúnmente llamada birdfood. Las primeras son muy digestas y aportan grasas y proteínas. El birdfood, además de su aporte alimenticio, aumenta la porosidad del boilie, que expelerá mejor todos sus atrayentes.

LOS HUEVOS

¿Os imagináis que los fabricantes de boilies tuvieran que tener un empleado rompiendo huevos durante todo el día? ¡Menos mal que no es así, porque al final acabaría por estrellarlos contra la pared! Las fabricas reciben los huevos en envases de muchos litros, esa es la única diferencia respecto a los huevos que utilizamos nosotros para hacernos nuestros boilies.

 

 

LOS ENDULZANTES

Se utilizan endulzantes, que no azucares, tanto para dar el sabor dulce al boilie como sobre todo para facilitar su difusión en el agua. En efecto, los azucares son poco solubles mientras que los endulzantes se disuelven muy bien en el agua. Con ello se consigue que la carpa detecte el boilie desde lejos y se sienta estimulada a “sentarse a mesa”. Los endulzantes de calidad son muy caros y es imposible que tengan cabida en la receta de un boilie que se vende a 3€/Kg.

 

 

 

 

LOS AROMAS

Muchas veces elegimos los boilies por el aroma que desprenden, sin tener en cuenta que el sentido del olfato del hombre ¡es totalmente diferente al de la carpa! Elegimos los boilies cuyo olor nos gusta a nosotros, sin pensar que a las carpas pueden resultarles incluso repulsivos. Un aroma poco intenso para nosotros puede serlo mucho para una carpa, que posee un sentido mucho más desarrollado que el nuestro. Los boilies económicos son un ejemplo de sobredosis de aroma, con el fin que comentamos: hacerlos atractivos para el ser humano. Los boilies de gama alta suelen tener un aroma menos perceptible. Una ventaja más que presentan estos boilies es que tienen presente el aroma en dos ingredientes distintos que se complementan. En efecto, por un lado tenemos el aroma con base hidrosoluble y por otro el aroma con base de aceite. El aroma se difunde en el agua por medio de gotas microscópicas. El aroma hidrosoluble se propagará de forma horizontal, como una onda que saliera del boilie. El aroma en base de aceite es menos denso que el agua, en la que no se disuelve, por tanto se propagará en sentido vertical, subiendo desde el boilie hasta la superficie. Ambos sistemas forman una zona de atracción tridimensional que potencialmente puede encontrar más carpas.

LAS SEMILLAS

El aspecto de un boilie con presencia de diversas semillas cambia por completo. Semillas como la avena, el cañamón, el alpiste que conocemos para los pájaros, etc. son muy atractivos para el pez, que las encuentra en mayor o menor cantidad por las aguas donde vive. El reconocimiento del gusto es un factor importante, puesto que la carpa está habituada a ese tipo de comida y su instinto no recelará del boilie. Además, los boilies con semillas no son tan compactos, con lo que difundirán mucho mejor tanto el aroma como el endulzante. El proceso de fabricación de un boilie con semillas es un poco más complejo. Cambia la dosificación de las harinas, pues hay que variar las proporciones para que la masa sea compacta y fácil de darle forma, porque con las semillas de por medio los boilies tienden a agrietarse durante su fabricación. Solo las grandes marcas presentan boilies de este tipo en su catálogo. Otro ingrediente, verdadera formula secreta de algunos boilies exclusivos, es el kelp, que enriquece considerablemente el valor nutritivo del boilie con un aporte extra de vitaminas y minerales.

EL KRILL Y OTRAS ESPECIES ANIMALES

La carpa también se alimenta de larvas, pequeños camarones, gambas y diversos animalillos que constituyen la fauna acuática que puebla las orillas de nuestros ríos y embalses. Algunas de estas especies, convenientemente liofilizadas, dan a los boilies ese toque natural que tanto aprecian las carpas. El krill es un pequeño crustáceo marino de gran interés en ramo de la alimentación. Tratado industrialmente, es un complemento de gran valor energético que potencia los boilies de ultima generación. Pero el proceso de liofilización es caro. Hay que tratar adecuadamente estos ingredientes para que los boilies no se pudran a las pocas semanas.

 

 

LOS ESTIMULANTES DE APETITO

Aunque el mismo endulzante ya es un fenomenal estimulador, su acción se ve reforzada por la presencia de estimuladores de apetito adicionales, que mejoran el sabor e incitan a la carpa a seguir probando nuestros boilies. Al mismo tiempo, estos productos dejan un “señal” en la boca del pez, que aunque haya dejado de comer hace unos minutos, sigue notando el sabor en la boca, lo cual le provoca nuevas ansias de comer.

 

 

LOS COLORANTES

La comida natural no tiene colores vivos. Una larva de color rojo chillón duraría en el agua pocos segundos…. Realmente no es necesario que los boilies tengan un color muy llamativo, además, a cierta profundidad los colores empiezan a perderse. Las carpas jóvenes tienen un buen sentido de la vista, pero las que a nosotros nos interesan, este sentido lo tienen bastante deteriorado. Se guiarán más por las señales olfativas que por los ojos. Además, los colores brillantes indican una sobredosis de colorantes en el boilie y ¿sabéis que los colorantes tienen sabor? Os aseguramos que lo tienen y que no es precisamente agradable.

LOS CONSERVANTES

Con los conservantes ocurre lo mismo que con los colorantes: tienen sabor y éste no gusta a las carpas. Los boilies de calidad tienen sus ingredientes convenientemente refinados y la cantidad de conservante incluida es ínfima. Los boilies económicos no se andan con sandeces, ¿que los colorantes y los conservantes saben mal? Pues añadimos un exceso de endulzante y aroma en cantidades industriales, que eso lo mata todo!!! Después las carpas se nos acercan a la orilla a pedirnos sobres de Almax…. Esperamos que este articulo os haya servido para conocer un poco mejor qué es un boilie y reflexionéis sobre necesidades alimenticias de las carpas.

 

EL ASPECTO

Algunos boilies presentan un aspecto brillante y húmedo. Solo hay un ingrediente cuya presencia excesiva provoca ese efecto: el aroma en base de aceite. Cuidado con esos boilies, porque el aceite no se disuelve en el agua y forma en la superficie del boilie una capa impermeable. ¿Cuál es la consecuencia? Que ninguno de los ingredientes restantes del boilie podrán salir de él y la carpa no podrá percibirlos. Solo percibirá el aroma del aceite.

EXPERIENCIAS ACUMULADAS

Aunque no es el caso de España, donde nuestros métodos de pesca están empezando a imponerse a otros sistemas de pesa tradicional, llegará un momento que las carpas de nuestros embalses reconozcan perfectamente el boilie. Tengamos en cuenta que al devolver el pez al agua, este seguirá acumulando experiencias. Llegados a este punto las carpas irán aprendiendo dónde se encuentra el peligro….los boilies con aromas y colorantes intensos les sirven para recordar… ¡lo que no tienen que comer!

CALIDAD, POR FAVOR

Cuando un embalse ha sido cebado con mayor o menor regularidad con boilies de baja calidad, los resultados son inicialmente satisfactorios pero pronto caen en picado. Tenemos pan para hoy y hambre para mañana. ¿Cómo podemos conseguir que las carpas recuperen la confianza en los boilies? Hay que armarse de paciencia y cebar con boilies de calidad. Tiempo al tiempo, que al final las carpas volverán a nuestro cebo y, como ahora si que les gustarán los boilies y les sentarán muy bien, pronto les resultarán imprescindibles.

 

 

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº 68 de junio 2002