I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
Los montajes

Hola amigos, aquí me tenéis, triste y cabizbajo. ¿Por qué? Os lo contaré, ¿recordáis aquella carpa que me picó al final del artículo pasado? Pues bien, la he perdido. Se me fue hacia los árboles y al final rompió el hilo. Estoy triste porque he perdido una captura, pero no siento ninguna preocupación por la carpa, porque con los sistemas de plomada que gastamos no habrá tenido ningún problema para desembarazarse del plomo. Seguro que muchas veces habéis estado pescando carpas y os han picado peces de buen tamaño. Quizás no habéis tenido ninguna dificultad para sacarlos, pero normalmente cuando más grande es el pez más dificultades presenta para capturarlo, y no me refiero a la mayor potencia que desarrolla durante la lucha. Me refiero a la astucia que los años le han ido dando y con la que juega a la hora de no dejarse capturar. ¡Quien de nosotros no se las prometía felices ante unos tirones que auguraban una carpa de buen tamaño y hemos acabado enganchando y rompiendo el hilo...!

¿Os habéis preguntado si vuestra disposición del plomo es la correcta? Quizás no lo sea y cuando el pez rompe el hilo, va por ahí arrastrando el plomo hasta que se engancha en el fondo. ¡Os podéis imaginar cómo será la agonía del pez, atrapado en el corto radio de acción que le da el hilo sujeto al plomo! Está condenado a morir lentamente.

En este artículo os vamos a hablar de plomos y otros accesorios que utilizamos en nuestros montajes. Vais a aprender unos sistemas que aseguren que, aunque el pez rompa el hilo, no esté condenado a una muerte segura.

¿DE QUÉ SE TRATA?

En el transcurso de la captura del pez, éste puede liar el hilo en ramas o cualquier otro obstáculo del fondo. También puede pasar que el plomo se enganche entre algunas piedras del fondo, lo que se conoce habitualmente con la palabra enrocar . Por último, también puede darse el caso de que el hilo roce con cualquier obstáculo sumergido y se corte. Nosotros utilizamos un sistema especial para montar el plomo que permite que la línea tenga libertad en cualquiera de los casos anteriormente descritos. Así, el pez tirará del hilo y el plomo se quedará suelto en el fondo del embalse. La carpa solo arrastrará detrás de si un poco de nylon y el anzuelo enganchado a su boca, pero por poco tiempo, puesto que debido al proceso de cicatrización el propio cuerpo expulsará el anzuelo y el pez podrá hacer una vida normal. La manera de colocar el plomo, junto con los accesorios que utilizamos, recibe el nombre de montaje . Vamos a hablar de los elementos que vamos a necesitar para realizarlos.

LOS PLOMOS

Aunque hay muchos tipos de plomos, en nuestra modalidad de pesca solo se utilizan unos pocos.

Pera

Plomo con dos lados planos, que aseguran una buena disposición en el fondo en aguas con cierta corriente, impidiendo que el plomo se deslice rodando por el fondo. Respecto al lanzado es adecuado para media distancia, y no para lances largos debido a su forma poco aerodinámica. Es un plomo in-line , lo cual quiere decir que la línea pasa por dentro.

 

flatliner o torpedo

Este plomo lo podemos encontrar con cuatro lados planos o en sección cilíndrica. Por su aerodinámica es el plomo de uso generalizado para pescar a gran distancia. También es un plomo in-line .

 

 

 

bomba

Este tipo de plomo tiene las ventajas del modelo anterior, diferenciándose de éste en la manera de sujeción al montaje, pues es un plomo colgante , que se sujeta por medio de un emerillón o mosquetón. Es un plomo de sección cilíndrica.

 

 

trilobe

Muy parecido al plomo bomba, tiene tres lóbulos que impiden el movimiento del plomo en aguas con mucha corriente. Es un plomo colgante que encontraremos con pesos considerables, debido al uso que se le destina.

 

 

 

 

reloj

Los dos lados planos lo hacen adecuado para pescar en ríos con corrientes fuertes y en los que no es necesario lanzar lejos. Se trata de un plomo colgante

 

 

EL PESO

En cuanto al peso de los plomos, depende de las preferencias de cada pescador, pero podemos generalizar que los plomos de uso más común son los de 60 y 100 gr. Además de permitir un lance a considerable distancia, aseguran un correcto clavado del pez. En plomos de procedencia inglesa el peso viene expresado en onzas. Es habitual ver un número marcado en relieve en una de las caras del plomo, que indica las onzas que pesa. Debemos saber que la onza equivale a 28,7 gr. Por tanto, un plomo de 3 onzas pesa 86,1 gr.

 

EL COLOR

Otra característica interesante de los plomos es su recubrimiento. Podemos encontrar plomos del color gris original del metal, otros recubiertos por una capa plástica verde o marrón, y otros con un recubrimiento de camuflaje, simulando la textura de una piedra o de algas. Los dos últimos tipos son los de nuestra predilección, pues la capa exterior protege al plomo de golpes y arañazos y sobre todo lo camufla en el fondo del embalse. En la fotografía podéis ver dos tipos distintos de polvo de camuflaje, para recubrir nosotros mismos nuestros plomos. En un futuro articulo os explicaremos el método a seguir. Sea cual sea el modelo de plomo que utilicemos, observaremos que tengan un buen acabado, libre de aristas agudas que puedan cortarnos el hilo. Si es necesario, con una cuchilla o una lima podemos limpiarle las rebabas que pueda presentar. Una medida que se sigue en Europa es utilizar plomos de material ecológico, menos nocivos para el medio ambiente que los comunes. Los plomos pueden ser adquiridos en tiendas especializadas o bien ser fabricados por nosotros mismos por medio de moldes específicos. Lo más normal es que compremos los plomos ya hechos. Tenemos en el comercio marcas que fabrican unos plomos de buena calidad. Nosotros nos decantamos por los modelos que comercializan Productos Carperos, Fox o Korda.

 

EMERILLONES, MOSQUETONES Y PERLAS

En la fotografía que os mostramos podéis ver los pequeños accesorios que necesitamos para confeccionar los montajes. Tanto emerillones (también llamados perrillos) como mosquetones deben ser resistentes. En el embalaje vendrá indicada su resistencia, que no será menor de 20 Kg., y su tamaño. Nosotros utilizamos el tamaño nº 10 de Productos Carperos. Los distintos tipos de perlas que podemos necesitar vienen preparadas para los tamaños indicados y tienen utilidades variadas: proteger el nudo de la línea al emerillón, hacer de tope, enganchar el plomo, etc.

 

 

LOS ANTIENREDOS

El antienredos es un accesorio propio de la pesca moderna de la carpa. Consiste en un tubo largo de material plástico, que se coloca en la parte final del cuerpo de línea. En la fotografía que os mostramos podéis ver su disposición.

Este tubo tiene varios fines, que os enumeramos a continuación:

 

 

  1. Evita enredos al lanzar. Como los bajos de línea en hilo trenzado no son nada rígidos, tienden a enredarse con el nylon de la línea principal y con el plomo. El antienredos, al ser más grueso y rígido que el nylon evita este inconveniente. Al tensar la línea después del lance, el bajo de línea se deslizará sobre el antienredos y quedará extendido en el fondo.

  2. Cuando una carpa se siente atrapada busca el fondo del embalse y todos los obstáculos que le puedan ayudar a escaparse. El antienredos protege al nylon de rozamientos que podrían cortarlo.

  3. Un arma peligrosa para nuestro hilo es la aleta dorsal de la carpa, que posee un apéndice aserrado que corta con facilidad el nylon más grueso. En cambio, no podrá con nuestro antienredos.

  4. El antienredos también protege al pez de desescamación y de cortes peligrosos, pues el rozamiento del nylon puede causarle heridas peligrosas.

Las características de un buen antienredos deben ser:

 

  1. Tener una longitud superior al bajo de línea que utilicemos. Por ejemplo, una medida adecuada son 40 cm., aunque hay pescadores que utilizan antienredos de mayor longitud.

  2. Tener el mínimo diámetro posible, para pasar inadvertido en el fondo. Un diámetro interno de 0,5 mm. y externo de 1 mm. es el más fino que hemos podido encontrar nosotros.

  3. Color oscuro para camuflarse en el fondo. También los hay transparentes, aunque a nosotros no nos gustan tanto porque suelen tener algún reflejo que puede alertar al pez.

  4. Puede ser rígido o flexible. Nuestras preferencias van por el flexible porque se adapta mejor a las irregularidades del fondo. Así es más difícil que el pez lo detecte. En fondos con abundantes algas suele utilizarse el antienredos rígido.

EL LEADCORE " UN NUEVO CONCEPTO DE ANTIENREDOS "

En los albores de nuestra modalidad de pesca era costumbre generalizada utilizar antienredos en material plástico, tal como os hemos descrito anteriormente. Este tubo, además, podía ser flexible o rígido, siendo el primero el preferido de la mayoría de pescadores. El rígido era más difícil de guardar en nuestra caja de pesca y además solía quedarse muy corto en cuanto a longitud. Cuando no era fácil encontrar material para carpfishing a la venta, nosotros comprábamos cable eléctrico que vaciábamos de los hilos de cobre que contenía en el interior, o comprábamos tubo fino del que se utiliza para riego por goteo. De este modo obteníamos los metros necesarios de antienredos para nuestros montajes. Actualmente la situación a cambiado mucho y en cualquier comercio podéis encontrar todo tipo de material específico para carpa. En el caso de los antienredos podemos disponer de un material que ha demostrado una gran superioridad: el trenzado plomado o “lead core”.

Las ventajas de hacer un antienredos con lead core son varias:

Al tener alma de plomo tenemos un antienredos que pesa y se hunde, quedando pegado al fondo. Será más difícil que lo detecte el pez.

Es fácil de manipular y almacenar ya que se comercializa en bobinas.

Podemos realizar antienredos de hasta 1 m . de longitud si queremos, el funcionamiento será impecable.

Como se anuda a la línea principal, podemos tener varios montajes preparados en una carpeta listos para su uso.

Tiene una gran resistencia al roce y a la tracción.

Es bastante rígido, con lo que quedará bien extendido en el fondo.

Secuencia de montaje del Leadcore

 

 

 

 

 

 

Hay que comentar también los aspectos negativos: el hilo de plomo dentro del trenzado es sensible a un tirón seco, pudiendo llegar a partirse. Si ocurriese esto no estamos perdidos del todo, ya que la capa de trenzado exterior es resistente y no peligrará la captura. Por otro lado, el lead core es caro. La mayoría de marcas del sector lo comercializan en pequeñas bobinas de 20 m . Nosotros hemos conseguido trenzado plomado a un precio realmente asequible y en bobinas de mayor capacidad, concretamente 90 m . Se trata del material que utilizan para la pesca al curricán. Lo encontrareis en comercios que vendan productos para pesca en el mar. Este hilo tiene 10 m . de cada color, desde el azul hasta el rojo, pasando por todos los tonos. El motivo de esta coloración es ayudar a calcular la profundidad a la que se mueve el señuelo. No os preocupéis que debajo del agua el color no es tan importante y la carpa no va a percibir bien el tono del antienredos.

COMPORTAMIENTO DEL MONTAJE

Ahora que ya os hemos presentado a los actores principales, pasamos a analizar como puede comportarse el montaje. El pez llega, ve el cebo en el fondo y lo toma. Acto seguido ya tiene el anzuelo en la boca. Lo que pase a continuación dependerá del tipo de montaje que utilicemos:

 

  1. Montaje corredizo . El hilo se desliza totalmente libre por el montaje, no estando enganchado al plomo. El pez puede seguir su camino con el anzuelo en la boca sin haberse percatado de su existencia. El movimiento del nylon será detectado por nuestras alarmas, que nos avisarán de la picada. Lo más rápidamente posible deberemos tomar la caña y clavar firmemente al pez, pues el anzuelo apenas estará enganchado en su boca.

  2. Montaje semifijo . El hilo está sujeto al plomo, aunque no demasiado. El pez, al seguir su camino encuentra la oposición del plomo, que con su peso clava el anzuelo en la boca del pez. Éste se alarmará y emprenderá una veloz huida, dando lugar a una picada espectacular. Las alarmas sonarán y tomaremos las cañas. Daremos un pequeño cachete para asegurar más la clavada.

  3. Montaje fijo . El plomo está bien sujeto al hilo, de modo que éste no se liberará en caso de que el plomo se enganche en el fondo o en caso de que rompamos la línea. Es un montaje en desuso por los motivos que hemos explicado al inicio del artículo.

MANOS A LA OBRA

Echemos una miradita al Federpesca del mes pasado, seguro que lo tenéis a mano, y así hacemos un repasito. Hablábamos de las distintas orientaciones que tenían el plomo y el bajo de línea con respecto a la línea principal. Os mostrábamos un esquema con las distintas posibilidades de colocación, que se resumen en los tres montajes que os nombramos a continuación:

 

  1. PLOMO EN LÍNEA, BAJO DE LÍNEA TERMINAL.

  2. PLOMO COLGANTE, BAJO DE LÍNEA TERMINAL.

  3. PLOMO EN LÍNEA, BAJO DE LÍNEA COLGANTE. MONTAJE HELICOPTERO.

Vamos a verlos uno a uno, enumerando los accesorios que nos harán falta y el proceso de montaje.

PLOMO EN LÍNEA, BAJO DE LÍNEA TERMINAL.

Elementos necesarios : plomo flatliner, antienredos, neopreno cónico, emerillón nº 8 ó 10 y cabezal de goma.

Montaje : Pasamos primero el antienredos por la línea principal, después el neopreno cónico, el plomo y por ultimo el cabezal de goma. Anudamos la línea al emerillón utilizando un nudo uni o un nudo palomar (descritos en el Federpesca 56). Al otro extremo del emerillón enganchamos el bajo de línea, anudándolo a su vez, o haciendo clic con el mosquetón, método que empleamos nosotros. Este montaje se emplea en sistemas semifijos, pues el emerillón entra bastante ajustado en el cabezal de goma, que lo sujeta de manera firme al plomo. No obstante, en caso de tirón fuerte del pez, el emerillón saldría del cabezal que lo retiene y el nylon quedaría con libertad de movimiento para deslizarse a través del plomo.

Alternativas : Si en vez de cabezal de goma usamos un cilindro plástico, el emerillón entra dentro de éste pero no queda sujeto, con lo que hablaríamos de un sistema corredizo. En el comercio podemos encontrar plomos que vienen con cabezal de goma o con tubo de pvc . Así pues, decantándonos por el uso de uno u otro plomo, tendremos un montaje semifijo o corredizo. Productos Carperos comercializan unos plomos de la marca Fox , que corresponden al primer tipo, mientras que disponen de otros, de tipo flatliner, que pertenecen al segundo grupo.

PLOMO COLGANTE, BAJO DE LÍNEA TERMINAL.

Elementos necesarios : plomo bomba, antienredos, neopreno cónico, emerillón nº 8 ó 10 y perla tulipán.

Montaje : Pasamos primero el antienredos por la línea principal y después el neopreno cónico. El plomo bomba lleva un emerillón en su extremo superior, que pasaremos por la línea principal. A continuación insertamos la perla tulipán y por ultimo anudamos la línea al emerillón. Colocamos el bajo de línea igual que en el caso anterior. El montaje resultante es del tipo semifijo, debido al estrecho ajuste entre el emerillón y le perla tulipán. Opcionalmente, para evitar enredos al lanzar, podemos cubrir el emerillón del plomo con el tubito de silicona.

Alternativas : Con otros accesorios podemos diseñar un sistema corredizo. Utilizaremos un antienredos rígido, al que insertamos cerca de su extremidad inferior un perla especial, que incorpora un mosquetón. Esta perla ajusta estrechamente con el antienredos y no se mueve. A continuación añadimos una perla de goma y por ultimo el emerillón donde sujetaremos el bajo de línea.

En este caso, el plomo bomba con emerillón no es el más adecuado, pues al enganchar este último al mosquetón el conjunto será demasiado largo y hará crecer el riesgo de enredo con el bajo de línea. Podemos encontrar plomos bomba que en vez de emerillón llevan una especie de clip insertado. Esta pequeña asa será la que sujetaremos al mosquetón de la perla. En la fotografía que os mostramos podéis ver el plomo que os describimos. En este caso hemos utilizado un plomo sin recubrimiento de ningún tipo, para que podáis compararlo con los otros plomos con camuflaje o recubrimiento plástico. Seguro que ya habéis llegado a la conclusión de que estos últimos son preferibles, pues pasarán más desapercibidos en el fondo del embalse. Otra posibilidad consiste en sustituir la perla tulipán por un clip antienganche, al que se sujeta el plomo. Como el nombre indica, en caso de enganche en el fondo, el plomo se libera y recuperamos el control de la línea, pudiendo seguir la lucha con el pez. Hablaremos de este montaje y de otros sistemas de liberación de plomo en un futuro artículo.

PLOMO EN LÍNEA, BAJO DE LÍNEA COLGANTE. MONTAJE HELICOPTERO.

Elementos necesarios : plomo bomba con emerillón, antienredos, perlas helicoptero, emerillón con anilla o emerillón grande.

Montaje : Pasamos primero el antienredos por la línea. Las perlas helicóptero son dos perlas unidas, con una pequeña separación entre ellas, en la que insertaremos el emerillón que hemos hablado, bien el de anilla (metiendo la anilla entre las perlas helicóptero) o bien el emerillón grande (insertando entre las perlas uno de los extremos). Esta operación es posible debido a que podemos separar ambas perlas. Colocamos el conjunto descrito y anudamos la línea al mosquetón del plomo. Podemos cubrir la sujeción con un tubito de silicona, para evitar enredos del bajo de línea. Solo nos queda enganchar éste al emerillón dispuesto entre las dos perlas helicóptero. En el momento de lanzar, el bajo de línea irá dando vueltas sobre el eje plomo-antienredos, como si de las aspas de un helicóptero se tratase, de ahí el nombre con el que se define habitualmente este montaje.

Alternativas : Existen unas perlas helicóptero especiales, de forma cilíndrica en lugar de esférica y que llevan incorporada una pequeña asa. Así pues, podemos enganchar directamente a ella el bajo de línea. Estas perlas tienen una prolongación que nos permite el uso de un neopreno cónico para conectar con el bajo de línea.

OTROS MODELOS DE PLOMOS

En el artículo pasado os mostrábamos los plomos de uso más corriente en nuestra modalidad de pesca. Ahora veréis otros plomos para un uso más concreto y que utilizaremos en circunstancias especiales. Vais a ver que no son los plomos típicos que podéis encontrar en cualquier tienda de pesca, pero no os preocupéis, porque poco a poco estamos haciéndonos un hueco y algunas casas ya disponen de algún material. Las marcas que presentan estos accesorios en su oferta son Korda, Fox, Richworth, Gardner y Productos Carperos.

Fox feeders carpe in-line

Es un plomo con un aspecto muy característico, destacando el armazón plástico esencial para el uso al que se le destina. Así es, puesto que este plomo se utiliza conjuntamente con engodo, masilla o cualquier otro material para cebado. Para ello se envuelve el plomo con la masa, que quedará fijada gracias a las aletas del armazón plástico.

 

 

Plomo cebador, pirulí.

 

 

Richworth attracta lead

Es un plomo que se utiliza también para crear una zona de atracción en el fondo del agua. Se usa conjuntamente con unas cápsulas de pva., que se llenan de aroma con la ayuda de una jeringa. El plomo tiene una ranura donde colocamos la cápsula, que además sujetamos con una gomita. El conjunto puede parecer muy sofisticado, pero el resultado que da es muy bueno, porque permite crear una zona de atracción justo donde tenemos el anzuelo.

Spin doctor

Es un plomo fabricado por Gardner.Su utilidad es la siguiente: con el uso, lance tras lance y recogida tras recogida, el hilo dispuesto en nuestro carrete va torsionandose. Es un efecto que podemos notar simplemente con pasar el hilo entre los dedos. Podemos corregir este defecto con el uso del Spin doctor. Para ello montamos el plomo al final de nuestra línea y lanzamos lo más lejos posible, para después recoger el hilo. Tras varios lances podremos observar como el hilo está en mejor estado. ¿Cómo sucede esto? El plomo tiene dos muescas simétricas que hacen el efecto de una hélice. Al recoger el plomo, este va girando dentro del agua y desenrolla así la línea.

Plomos traseros voladores

Estos pequeños plomos se colocan en la línea justo antes del antienredos; si mantenemos la caña levantada, el hilo caerá vertical y los voladores estarán apoyados en el extremo del antienredos. Estos plomos se deslizarán por la línea en el momento del lance, alejándose un poco del montaje. Este efecto es provocado por la forma característica de estos plomitos, chatos y anchos en su parte frontal y finos en la cola, diseño que actúa como freno en el aire. ¿Qué conseguimos con estos plomos? Muy sencillo, la línea estará pegada al fondo desde el antienredos hasta donde ellos se han deslizado. El pez no tropezará con ningún hilo y no se alarmará.

Plomos traseros de línea

No hay que confundirlos con los plomos anteriores. En este caso hablamos de un plomo de alrededor de 30 gr. que tiene un clip que permite sujetarlo a la línea. Su uso es muy sencillo: una vez hemos lanzado y colocado las cañas en el soporte, enganchamos el plomo trasero, que se deslizará por la línea, hundiéndola hasta el fondo. Así, a pocos metros de la orilla ya nos aseguramos de que la línea no esté cerca de la superficie. Podremos estar tranquilos pescando, aunque nos invadan millones de surfistas y cientos de barcas se dediquen a hacer pasadas en nuestra zona de pesca.

 

 

Masilla tungsteno

No podíamos dejar de hablar de la masilla de tungsteno. Hoy por hoy es el método favorito de la mayoría de pescadores, en la realización de bajos de línea tipo pop-up. Se coloca una pequeña cantidad en al bajo de línea. ¿Dónde? A más distancia del anzuelo, más alto flotarán los boilies.

 

Fox pop-ups kwick change

Estos plomos de la firma Fox están diseñados para sustituir a la masilla de tungsteno. Se colocan en el bajo de línea y se bloquean con un pasador. Ambos se venden conjuntamente.

¿COMO PASAR EL HILO POR EL ANTIENREDOS?

Cuando utilizamos hilo de diámetro fino, puede ser una odisea pasarlo por el interior del antienredos. Lo mejor es utilizar un trenzado metálico que existe a tal fin y que podeis encontrar en cualquier tienda de pesca. Este trenzado tiene un lazo en un extremo, por el que deberéis insertar la punta del nylon. Pasáis todo el trenzado por el antienredos y después tiráis de él hasta sacar el nylon.

ORIENTACION DEL PLOMO Y DEL BAJO DE LINEA.

Las ilustraciones siguientes os muestran las diferentes posibilidades de orientación que tienen tanto el plomo como el bajo de línea, respecto a la línea principal.

El plomo puede estar en línea (1) o perpendicular (2). En el primer caso el hilo pasa por el interior del plomo y en el segundo caso el plomo cuelga del antienredos, al que está sujeto por medio de un clip, un emerillón o un mosquetón.

En cuanto al bajo de línea, puede estar en línea con el hilo principal (3), o perpendicular (4). En el primer caso el bajo de línea está sujeto al final de la línea principal por medio de un mosquetón-emerillón. El segundo caso corresponde a lo que se conoce popularmente como “montaje helicóptero”, en el que el bajo de línea está colgando desde el antienredos.

BAJAR EL ANTIENREDOS

Para evitar que el extremo superior del antienredos se levante del fondo podemos colocar un plomo de pequeño peso en esa parte del antienredos, que de esta manera se hunde, pegándose al fondo y siendo más difícil de detectar por el pez.

 

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº59 de septiembre 2001

 

 

 

 

 

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº60 de octubre 2001