I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
Mito o realidad?

 

Quien de nosotros no ha oído rumores sobre una captura espectacular? Seguramente que casi todos nosotros! Pero, ¿Cuánta verdad hay detrás de todas estas informaciones?

La razón principal por la que me he decido a escribir este articulo es para defender a todos los pescadores honestos y para intentar acercar al público en general la realidad del Carpfishing en nuestro país. Quien no ha estado en la situación en la que alguien te ha contado que en no se donde han pescado una carpa de 25 kilos. Al final casi siempre resulta que no existen fotos de la captura, o con mucha suerte llega a ti una foto de un ejemplar de 15 kilos. Todos aquellos que piensan que pescar una carpa grande se equivocan, y si no que se lo pregunten a un carpista de los que a final de año se han tirado semanas y semanas pescando y no ha conseguido sobrepasar la barrera de los 18 kilos. El resultado es completamente normal o incluso se puede considerar bueno. No ha pescado nada más grande, porque en su afán de pescar un ejemplar extraordinario ha tenido que arriesgar mucho. La pesca de carpas gigantes es así, casi siempre esta fuera de nuestro alcance, pero a veces los sueños se hacen realidad. Es completamente normal que una persona que vea las capturas espectaculares en una revista, se haga una falsa imagen de lo que es el Carpfishing y piense que es fácil hacer una captura. Muchos somos los que sabemos lo difícil que es realizar una buena captura, porque lo vivimos a diario y conocemos el significado de pasar mucho frío, sufrir una lipotimia de calor, quedarte sin ropa seca, apenas dormir, etc….

La realidad española

En España es mucho más difícil pescar un ejemplar grande que en otros países Europeos, y por esta razón no debemos de utilizar los mismos barremos que ellos y tampoco debemos de compararnos con ellos. Los países como Inglaterra, Francia, Italia, Rumania, etc…son un mundo aparte. En estos países la gran mayoría de las carpas que están en libertad en grandes lagos y ríos, provienen de ejemplares manipulados genéticamente y pueden llegar a alcanzar los 30 kilos. Si a este tipo de carpas las introducimos en lagos privados donde durante todo el año lo único que hacen es comer, pronto se alcanzara la barrera de los 40 kilos. Estas carpas no tienen que realizar ningún esfuerzo para alimentarse, por lo cual no es de extrañar que los últimos records provengan de este tipo de lagos, que poco se diferencian de una piscifactoría. Este tipo de carpas suelen tener formas redondas, son cortas, tienen mucha barriga y las aletas poco desarrolladas. Este sedentarismo hace que las carpas se vuelvan obesas y mansas, y que no nos brinden un bonito combate, sino que simplemente se dejen arrastrar hasta la orilla. En España tenemos la gran suerte de tener carpas en su forma casi natural, viviendo en aguas libres como grandes ríos e inmensos embalses. En general suelen tener formas alargadas, estilizadas. Son peces fuertes y muy musculosos, que hacen que disfrutes de un combate. En líneas generales, y sobre todo motivado por su genética, su peso máximo suele oscilar entre los 15 y los 20 kilos. En algunos lugares donde existen condiciones muy favorables y los peces tienen una mejor genética, incluso pueden llegar a pesar 25 kilos. Los ejemplares que en condiciones naturales superan los 25 kilos, son ejemplares excepcionales. Estos monstruos existen, prueba de ello es la carpa de Santillana o algunas capturas realizadas en Orellana. El record nacional esta en Orellana, una carpa común de 33.5kg ( Marzo 2008).

 

A continuación voy a proceder explicando esta teoría, pero utilizando como ejemplo unos embalses reales.

 

Ruidera

A veces un entorno reúne unas condiciones tan excepcionales, que nos hacen pensar que en el existan peces que puedan alcanzar tamaños excepcionales. La realidad después es diferente que la fantasía. Un claro ejemplo son las Lagunas de Ruidera y el embalse de Peñarroya, ambos son muy ricos en alimento natural como camarón, cangrejo, almejas, larvas, etc…, pero curiosamente la talla de los peces se suele estancar en los 12 kilos. Son muy escasos los ejemplares capturados que alcancen los 15 kilos, y que yo sepa la mayor de ellas peso 16 kilos. Son muchos los amigos y conocidos que conocen bien el lugar, y casi todos coinciden conmigo que el lugar reúne unas condiciones óptimas para que en sus aguas puedan existir ejemplares de 25 kilos o más. Pero porque no es así? Todo esto me ha dado mucho que pensar, sobre todo en lo referente a la existencia de algún ejemplar extraordinario. Clarísimo esta que el lugar esta genéticamente muy marcado, por lo cual será muy difícil, pero no imposible que algún día se pesque un ejemplar que se salga de lo normal. Cada muchos miles de ejemplares un ejemplar crece y se hace mas grande que el resto de sus congéneres. Quien sabe si en la actualidad hay un ejemplar o incluso varios ejemplares dentro el agua esperando a ser pescados! La ilusión es grande, pero francamente en la actualidad, las posibilidades de pescar un ejemplar excepcional son muy bajas.

El Vellón

Este embalse tiene una historia interesante, en los años 2000 y 2001 este embalse era una autentica maravilla, porque era relativamente fácil pescar ejemplares entre los 10 y los 12 kilos. Con un poco de conocimiento del embalse y en la época adecuada, incluso se pescaban regularmente ejemplares algo más grandes. El peso se solía estancar en unos 15 kilos, el pescar ejemplares de mayor talla era poco frecuente, aunque de vez en cuando los conocedores del embalse realizaban capturas entre los 15 y los 18 kilos. Antiguamente la población principal era de carpa royal, la carpa común era mucho menos frecuente y bastante más pequeñas. De aquella época hay constancia verídica de una captura de 21kilos, que fue devuelta con vida. Durante un espacio de tres años ocasionalmente estuve probando suerte, pero me quede estancado en los 15 kilos. En el año 2001 comenzó el declive, cuando cientos de ciudadanos de los países del Este ocuparon sus orillas, matando miles de peces y ensuciado sus orillas. Para bien y por causas naturales, hubo una gran puesta de carpa común. Las carpas comunes han proliferado tanto, que se ha hecho muy complicado pescar una de las antiguas carpas royales. Las grandes carpas royales continúan estando allí, solo es necesario saber como pescarlas, y tener algo de suerte. En el año 2005 finalmente conseguí pescar este hermoso ejemplar de 22.7 kilos.

Orellana

Mi frase preferida en Orellana es la de: “Antes se pescaban muchas más carpas y más gordas”. Lo genial no es la propia frase, sino de quien proviene. Como se atreve a alguien a pronunciar una frase así, cuando lo único que ha hecho toda su vida es matar carpas grandes! Y digo matar y no pescar, porque poco tiene de pescador el que se mete armado con 20 cañas en una recula en pleno época de desove. Lo malo de todo esto, es que no se trata de uno solo individuo, sino que son bastantes los que lo hacen.

Por suerte la inmensidad, la dificultad y la generosidad de estas aguas han permitido que Orellana no muera. Si las matanzas finalizaran, en pocos años Orellana volvería a ser lo que un día fue: “la Meca”. Es uno de los pocos lugares de España que ocasionalmente es capaz de sorprendernos con una autentica carpa gigante, y no existe lugar en la península donde se hayan pescado tantas carpas entre los 25 y los 30 kilos.

Lo más normal en Orellana, es estar una vida entera pescando allí sin sobrepasar la barrera de los 20 kilos, pero siempre está el gusanillo de saber que están allí y que algún día tú puedas ser el afortunado. En general se puede decir que entorno a Orellano se ha creado el falso mito sobre la abundancia de carpas gigantes. En la gran mayoría de los casos la información que recibimos no es verdadera o se trata de exageraciones. La verdad es que Orellana como mucho da de si, uno o dos ejemplares, y en algunos años incluso ninguno. Lo más triste de todo, es que ninguna de las carpa gigantes haya sido devuelta con vida al agua.

El Radutta Español

La crónica de una muerte anunciada, fue la del embalse de Radutta “Made in Spain”, que así es como lo llamamos cariñosamente entre los amigos. Evidentemente no puedo nombrarlo públicamente, puesto que suficientemente castigado ha estado en los últimos años, como para colmo caiga sobre el una avalancha de mata peces. Como por arte de magia en el año 2001, de repente de donde nunca antes se habían pescado ejemplares de tamaño, comenzaron a realizarse capturas espectaculares. En un espacio de tiempo inferior a 2 años se pescaron una gran cantidad de carpas entre los 18 y los 23 kilos. Para quien es observador, enseguida se daría cuenta que observando bien las fotos, muchos de los peces capturados están repetidos, y que en realidad el número de peces de tamaño no era grande. Durante este breve espacio de tiempo ocurrió de todo, personas que en su vida habían logrado pescar un ejemplar de tamaño, pescaron carpas con pesos superiores a los 20 kilos. A continuación se dedicaron a proclamar a todos los vientos que habían llegado a lo más alto y que para ellos el Carpfishing era un capitulo finalizado. Todo lo contrario hicieron los pescadores sensatos, disfrutaron del momento y aprovecharon el momento para poner una foto bonita foto en su álbum.

Lo mejor fue el personaje que se atrevió a decir que había pescado un ejemplar con un peso superior a los 27 kilos. Lo divertido fue, que el no sabía que poco antes habían pescado el mismo ejemplar y que apenas llegaba a los 22 kilos. Dieta estricta?

La cuestión, es que las carpas no son originales de este embalse, sino que fueron introducidas recientemente por una piscifactoría. En un primer periodo estos peces tomaban los cebos con facilidad y sin ningún tipo de recelo. Eran peces que estaban acostumbradas a recibir comida y no a buscarla, por esta razón era tan sencillo pescarlas. La gran suerte que tuvieron estos peces, es la gran cantidad de árboles sumergidos que tiene dicho embalse y que le han salvado la vida a más de un ejemplar. Gracias a que los auténticos carpistas que las devolvieron al embalse, cada vez se han vuelto más recelosas y cada vez será más complicado el clavar alguna. Lamentablemente algunas cayeron en manos de mata peces, pero las restantes se han aclimatado al embalse, esto significa que ahora se alimentan de una forma natural y en consecuencia han perdido un peso considerable. Pero, a pesar de las dificultades, los buenos carpistas seguro que volverán a pescar un bello ejemplar, suerte!

Mequinenza o el embalse de Ribarroja

Sin ninguna duda la mayor feria de España en la actualidad se desarrolla entorno al ya mítico Mequinenza. Lo que desde hace años ha sido la meca del Siluro, ahora también se esta convirtiendo en la meca de la carpa. Durante los últimos tres años el crecimiento de las carpas ha sido espectacular y según los pronósticos más positivos, esto no acaba más que empezar. Yo no estaría tan seguro de augurarle un futuro tan excepcional, más adelante explicare el porque. En la actualidad circulan multitud de teorías para explicar este espectacular crecimiento, y casi todas están en relación con el Siluro. A mi también me gustaría aportar mi propia teoría, pero para ello es necesario hacer una breve inciso en la historia. Hasta el año 2002 era difícil de pescar una carpa de más de 16 kilos, siendo muy poco frecuentes las capturas que llegaban a los 20 kilos, si no recuerdo mal el record del momento estaba en 21.4 kilos. Las fotos de las capturas de la época mostraban carpas de cuerpo alargado, corpulentas, pero no gordas y con una cabeza proporcionada al tamaño de su cuerpo. El invierno del año 2003 fue escandaloso, nunca antes se pescaron tantas carpas entre los 18 y los 20 kilos. Sin ir más lejos, en el encuentro de navidad de Webcarp se pescaron alrededor de 100 carpas de más de 10 kilos, de ellas bastantes entre los 15 y los 19 kilos, resaltando un enorme ejemplar de 20.5 kilos pescado por nuestro compañero Raúl López.

En invierno del 2004, también hubieron muchas capturas ejemplares, entre las mismas esta vez caben destacar la de Abel Sosa con 19.7kg y la mía propia de 21.6kg. Había batido por dos veces mi record personal, pero mi alegría se mantenía dentro de unos márgenes normales. Era consciente de que a pesar del peso que había marcado en la báscula, no era ninguna hazaña sino un simple golpe de suerte. Durante el año pasado, me he dedicado a recopilar información como medidas, pesos y los diferentes tipos de carpas. A mi regreso a casa he estado analizando todos los datos para intentar llegar a una conclusión. Me he dado cuenta de que las carpas realmente no han crecido de tamaño, simplemente que en ciertas épocas del año aumentan espectacularmente de peso y de masa corporal. Eso podría explicar el hecho de que durante el verano no se suelan pescar ejemplares de más de 16 kilos. Los ejemplares en los que más claramente se nota este aumento de peso, es en la variedad plateada. Con un tamaño de 90 a 98cm el peso en verano oscila entre los 14 y los 16 kilos, en cambio un ejemplar del mismo tamaño en invierno alcanza pesos entre los 17 y los 21 kilos. Como es posible que en un periodo de tan solo 4 a 6 meses se produzcan diferencias tan grandes de peso, y a que es debido? En mi opinión la carpa del Ebro es una típica carpa común que en condiciones naturales se estancaría en 15 kilos, con alguna excepción que podría llegar a los 20 kilos y muy poquito más. Debido a que cada vez son más los pescadores que van a Mequinenza, el cebado ha aumentado considerablemente, sobre todo el de boilies y frolic. El cebado ha afectado claramente el desarrollo normal de las carpas. Como ya no tienen que buscar la comida de una forma natural, sus labios y el tamaño de sus bocas se han hecho más pequeñas. Hasta el año 2002, entre verano e invierno se podía observar una variación de peso de unos 2 kilos. Pero a partir de aquel año, la variación entre ambas estaciones del año subió a cerca de 4 kilos. Pero, a que es debido este aumento tan grande de peso? La respuesta reside en la introducción masiva del pellet de harina de pescado. El Pellet es la comida que se utiliza en las piscifactorías y contiene gran cantidad de grasas, proteínas y otros productos que potencian un crecimiento rápido y un engorde productivo. Las carpas en estos dos últimos años se están inflando de comer pellets. El efecto sobre las Carpas, no es que solamente engorden de barriga, sino que engorde todo el cuerpo ha engordado. A algunos ejemplares incluso les ha salido una chepa de grasa, y la cabeza parece pequeña si la comparamos al resto del cuerpo. Aunque los resultados de los últimos años hayan sido espectaculares, tampoco debemos de dejarnos llevar por la fantasía. Las carpas del Ebro son ejemplares de crecimiento limitado por su genética. Ahora mismo lo que estamos viendo son carpas obesas, e la obesidad también tiene un limite. En mi opinión, las tallas máximas actuales están entre los 22 y los 25 kilos, y por supuesto hablamos solo de unos cuantos ejemplares, muchos menos de lo que muchos piensan. A los pretenden hacernos creer que han pescado ejemplares de 25 kilos o de incluso 30 kilos, decirles que un ejemplar de este peso y estas dimensiones no hay por donde agarrarlo. Todavía es menos posible el mantenerla separada del cuerpo con la cara relajada como si estuvieran aguantando una pata de jamón. El que haya tenido en sus manos una carpa de 20 kilos o más, sabe de lo que estoy hablando. El que no sepa lo difícil que es levantar una carpa de más de 25 kilos, que mire el video rodado en Rumania por Ardy Veltkamp. Ardy además de ser un buen carpista, es un prestigioso culturista, un autentica mole humana de 103 kilos.

Todos aquellos que están interesados en pescar una carpa grande, deben de saber que la receta para tener buenos resultados, reside en tener conocimientos técnicos, conocer muy bien las aguas en las que se va a pescar, tener bastante tiempo libre y sobre todo tener mucha suerte.

 

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº117 de julio 2006