I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
 
La pesca del barbo ibérico

 

En el articulo anterior hemos hablado sobre las diferentes especies de barbos, de sus hábitos y de sus costumbres, ahora ha llegado el momento que todos esperamos el de la pesca. Bueno, todavía debemos tener algo de paciencia porque la pesca de grandes barbos no es nada sencilla. Antes que nada, tenemos que tener claro donde vamos a ir a buscarlos y después debemos decidir que estrategia vamos a seguir para contar con buenas posibilidades de obtener una picada. Una vez hemos cumplido estos requisitos estaremos preparados, el resto dependerá de la suerte, de la resistencia de nuestro equipo de pesca y de nuestra habilidad como pescadores. A continuación os hablaremos sobre el cebado, el cebo y sobre algunas técnicas que esperamos os sean útiles.

 

Localización :

La localización en los embalses es algo mas complicada que en los ríos. En primavera hay que buscarlos en la cola del embalse, con un poco de suerte en esta época el río bajara con un caudal de agua lo bastante grande para provocar remolinos y corrientes a su entrada al embalse. Nosotros los buscaremos en la zona limítrofe a la corriente principal y en las zonas con remansos cercanas a la corriente.Las zonas donde hay obstáculos como arboles sumergidos y rocas son muy frecuentadas por barbos. Si queremos tener alguna oportunidad de hacer una captura pescando cerca de un obstáculo, deberemos presentar nuestro montaje a una distancia mínima de 5 metros del mismo. Cebaremos un poco entre el obstáculo y el sitio donde esta nuestro montaje con la intención de sacar los peces de su escondite. Cuando tengamos una picada deberemos ser muy rápidos para clavar la pieza. La reacción mas probable es que el barbo se dirija directamente al obstáculo para buscar protección, así que no nos queda mas remedio que apretar el freno y intentar hacer que cambie de dirección, aunque con ello corramos el riesgo de perderlo. En verano los mejores momentos son el anochecer y amanecer, durante estas franjas horarias los barbos van patrullando por las orillas buscando comida, así que lo mejor que podemos hacer es presentar nuestro cebo cerca de la orilla, por el día es mejor buscarlos en zonas mas profundas. Para que los peces no se sientan molestos por nuestra presencia, si es posible lanzaremos a la orilla opuesta donde hay mas tranquilidad. En otoño los barbos suelen estar en profundidades medias de 4 a 6 metros, la zona de la cola del embalse puede ser buena y también las reculas que reúnan estas condiciones. En invierno los peces van a buscar zonas con aguas mas calientes y mas estables como la zona de la presa y las fosas. Las fosas son difíciles de localizar así que no nos quedara mas remedio que utilizar una sonda o con mucha paciencia desde la orilla sondear el fondo utilizando el sistema del flotador.. Algunos embalses tienen grandes zonas donde el fondo esta cubierto de algas, entre estas praderas de algas hay manchas o claros despejados de vegetación. Estos claros son ideales para hacer una buena captura, pero como se trata de un tema muy extenso y interesante en breve le dedicaremos un articulo. La localización en ríos por diversas razones es algo mas sencilla. En un río tenemos la ventaja de la localización visual, en los tramos donde habitan los barbos las aguas suelen ser bastante limpias así que podremos observarlos desde la orilla. La otra ventaja es que la mayoría de los ríos españoles donde habitan barbos no son muy grandes, esto nos permite localizarlos con mas facilidad. En pocas horas podremos localizar todas las fosas de un tramo del río, los remansos, bancos de arena y obstáculos. En primavera la mejores zonas son las poco profundas, donde hay abundancia de algas, remansos y obstáculos. La técnica a aplicar es la misma que en el embalse, pescar en la zona limítrofe de la corriente, en los remansos y cerca de los obstáculos. En esta época del año los barbos se encuentran nadando cerca y dentro de los bancos de algas, por lo tanto lo mejor que podemos hacer es presentar nuestro montaje a dos palmos del banco de algas en una zona sombría donde el montaje quede todavía mas camuflado. En verano al igual que en los embalses los mejores momentos del día son el amanecer y anochecer, en estas franjas horarias hay que buscarlos por las orillas. Durante el día es mejor pescar en zonas algo más profundas o debajo de una sombra como la que puede hacer un sauce llorón al borde de la orilla. En otoño la zona mas productiva es la del centro del río, siempre que no lleve mucha corriente. Si la corriente es fuerte tendremos que buscarlos en la zona limítrofe donde haya menos corriente. En invierno el mejor sitio para pescar son las fosas, si se trata de fosas grandes podremos pescar directamente dentro de la misma, si no hay corriente es preferible utilizar plomos mas ligueros de 30 o 40 para que los peces no se espanten cuando el plomo caiga al agua. En las fosas pequeñas no nos conviene lanzar directamente dentro porque podríamos espantar la pesca, lo que haremos es lanzar el plomo de tal manera de que quede justo al borde de la fosa o mejor todavía en la pared de la pendiente.

Pesca específica y cebado:

La pesca especifica del barbo es muy complicada debido a que otras especies que habitan las mismas aguas comparten hábitos de alimentación muy similares. El único cebo natural realmente selectivo es la ova, pero este cebo no se puede montar en el hair, excepto que se hagan bolies de ova, una de las cosas que estamos experimentando en la actualidad. El resto de los cebos como bolies, queso, tacos bacón y cangrejo también son aceptados con mucho gusto por las carpas. La pesca con pez muerto es muy efectiva siempre y cuando no exista una población grande de lucios y luciopercas , porque estas especies también son atraídas por este cebo. En los embalses donde abundan los cangrejos tampoco es posible pescar con pez muerto, porque en poco tiempo no te dejan mas que la espina. Si intentamos hacer una pesca algo especifica, lo mas importante es no cebar en exceso. Un cebado grande atraerá inmediatamente un gran numero de carpas y esto no nos interesa. Por otro lado si no cebamos absolutamente nada, es como buscar una aguja en un pajar, así que la solución es cebar poco y en un punto especifico. Hemos llegado a la conclusión que la conducta de alimentación del barbo es diferente a la de la carpa, por lo cual la técnica de cebado empleada en la pesca del barbo también debe de ser diferente. El barbo es un pez que cuando esta comiendo esta en continuo movimiento, cuando pasa por una zona cebada se detiene un rato a comer, pero poco tiempo después continua haciendo su ruta. Un cebado hecho con días de antelación nos garantiza que los peces se queden en la zona comiendo.Entonces cual es nuestra estrategia ? Cebaremos poco, pero lo suficiente para atraer al pez a nuestro cebo y que no pase de largo. Si cebamos demasiado comerá un poco y corremos el riesgo que entre tanto cebado no encuentre nuestro cebo. En invierno aconsejamos cebar muy poco, será suficiente con cebar en la zona con dos días de antelación con dos kilos de boilies y partículas. En la jornada de pesca solamente utilizaremos bolsas o ristras de P.V.A o un cebador. Podemos llenar las bolsas de P.V.A. con boilies enteros o troceados y con pienso de trucha. Si cebamos desde una barca podemos hacerlo con algunas bolas de cebado. Para hacer las bolas de cebado, mezclaremos varios componentes. En primer lugar pondremos engodo del que utilizamos en la pesca de coup, después le añadiremos boilies troceados del mismo aroma con el que vamos a pescar y algo de partículas como cañamon que les gusta mucho y además los mantiene entretenidos. En nuestras ultimas salidas le hemos encontrado un nuevo uso al cebador clásico de engodo y asticot. Como hemos visto que el uso del cebador da muy buenos resultados en la pesca con feeder, decidimos adaptar este sistema a nuestra modalidad de pesca. La única diferencia con el cebador clásico de agua dulce consiste en que el tamaño que utilizamos es bastante mas grande y el contenido es diferente. Podemos optar por comprar cebadores grandes de los que se utilizan en la pesca de mar o bien podemos hacerlos nosotros mismos con rulos de pelo grandes. Según la estrategia que vayamos a utilizar, podemos rellenarlos con cangrejo machacado, hígado de pollo, pez triturado o pienso de trucha. Para poder utilizar el cebador pescaremos con un montaje de plomo anti-enganche, donde sustituiremos el cebador por el plomo. Los cebadores clásicos llevan plomo y en los made en casa introduciremos uno piedra o un plomo de 50 gramos. Este cebador tiene una doble intencionalidad, con el olor que desprende pretendemos atraer a los barbos a la cercanía de nuestro montaje y cuando lleguen lo único que podrán llevarse es nuestro cebo. El olor también atraerá a los cangrejos de la zona que se quedarán cerca del cebador intentando llevarse algún trozo de comida , así cuando lleguen los barbos con un poco de suerte se encontraran el cebador, unos cuantos cangrejos vivos y nuestro cangrejo muerto como cebo. Si no hay muchos enganches podemos utilizar un plomo cebador recubierto con la mezcla de engodo anteriormente descrita, otra buena opción es utilizar es hacer una bola de engodo con harina de cascara de cangrejo que se puede conseguir en algunas tiendas de pesca o en el Decathlon.

El montaje :

Las veces que hemos ido a pescar barbos utilizando bajos de línea para carpa, hemos tenido más falsas picadas de lo habitual y se nos han desclavado más peces que otras veces. En una de las jornadas donde tuvimos más existo utilizamos boilies de menor tamaño, esta vez el numero de picadas positivas aumento, pero todavía muchos peces se desclavaron. Posteriormente compramos unos anzuelos más pequeños y mas apropiados para boilies pequeños, el éxito fue total. No estamos del todo seguros a que se puede deber que los barbos prefieran boilies de menor tamaño, porque por el tamaño de su boca podrían comerse un boilie de 30 mm. La única posible razón de este comportamiento puede ser debida a que no asocie un boilie grande con su dieta natural habitual y en cambio un boilie pequeño le haga desconfiar menos por parecerse mas al alimento natural, como pueda ser un caracol o una almeja. Las aguas donde habitan los barbos suelen ser muy limpias, así que cuando pescamos por el día utilizamos un bajo de línea de fluorocarbono que es transparente, por la noche o en zonas con aguas turbias utilizamos hilo trenzado normal. Normalmente utilizamos un bajo de línea corto de 15 a 20 cm. En el mercado español es difícil que encontréis boilies con un diámetro inferior a los 16mm, para este tamaño de boilies os recomendamos utilicéis anzuelos del nº4 o nº 6. En ríos donde hay pocas carpas hemos obtenido muy buenos resultados utilizando boilies de 10 mm con anzuelos del nº8.Si no podéis encontrar boilies pequeños, no hay ningún problema, basta con coger un boilie más grande y con una navaja afilada recortarlo hasta que tenga el tamaño deseado.

Boilies :

Acostumbrar al barbo a comer boilies no es tan sencillo como acostumbrar a la carpa. Su costumbre alimenticia de no mantenerse largo tiempo dentro del cebadero y de estar en constante movimiento, hace mas dificultoso nuestro trabajo. Además su preferencia por el alimento natural es clara y es mucho más reacio a hacer un cambio en su dieta habitual que la carpa. No obstante no hay que desanimarse, porque con paciencia se puede conseguir y en el momento que lo hayamos hecho tendremos grandes ventajas sobre otros pescadores. La mejor forma de acostumbrarlos es ir cebando con pequeñas cantidades de boilies durante varias semanas o meses previos a la jornada, para que poco a poco se acostumbren a este alimento. Todos los que no tengan la posibilidad de hacer este tipo de cebado y quieran tener resultados rápidos no tendrán mas remedio que comprar o hacerse ellos mismos boilies con un aroma lo más parecido posible al alimento natural. Los boilies caseros mas efectivos y los que mejor aceptación tienen son los de pienso de trucha y los de comida para tortugas ( camarones secos). Para los que vais a utilizar boilies comerciales, hemos hecho una pequeña selección de las marcas y de los aromas que mejores resultados están dando, tomando siempre en cuenta las costumbres alimenticias de cada especie. El barbo Slacteri parece ser las especie menos depredadora de todas, nos ha llevado a esta conclusión el hecho de que la mitad de los barbos Slacteri se han pescado con boilies dulces. Igual es mera casualidad pero conviene tomarlo en cuenta. Los bolies dulces que mejores resultados han dado son los de scopex y los de mora de Rod Hutchison. Los barbos comunes y los comizos son más depredadores, prefieren claramente boilies de tipo pescado como los de cangrejo de Mistral, los de pescado y los de camarón. A todas las especies les gusta mucho los boilies de cañamón, los de StarBaits son muy buenos, este año han sacado unos boilies nuevos de cañamón /cangrejo que son la bomba. Otro boilie que aceptan todos los barbos con facilidad son los de queso/ pescado de Eurobaits.

Otros cebos :

En España la pesca de grandes barbos tiene una gran tradición aunque los métodos utilizados a veces no son los mas ortodoxos, los resultados son sorprendentes. Un ejemplo de la perspicacia de los pescadores es el sistema utilizado en Puente del Arzobispo en la provincia de Cáceres. Los pescadores de la zona observaron que en los meses de marzo y abril se podían ver grandes barbos nadando por debajo del puente. Tenia que haber una razón para este comportamiento y tras de muchas horas de observación llegaron a la siguiente conclusión : la parte de abajo del puente estaba llena de nidos de golondrinas y las crías, en su intento por volar, caían de su nido al agua donde los barbos están esperándolas para darse un banquete. La pesca con pajarito vivo no es una forma muy elegante, pero si efectiva. En otras regiones utilizan como cebo ranas vivas con muy buenos resultados, aunque a menudo pican otros peces como lucios o bases. Nosotros prescindimos de la técnica del pajarito y el de la rana, pero hemos adaptado el hair a otros cebos naturales que nos dan muy buenos resultados :

 

Cangrejo americano : Este cebo se puede presentar en forma de cola o de cangrejo entero. Se atraviesa con una aguja la parte trasera del cangrejo, a su salida se coloca espuma flotante y un stop. El anzuelo quedara libre al final de la cola y cuando el barbo absorba el cangrejo el anzuelo se ira detrás. Esta técnica también da muy buenos resultados con las carpas grandes, que tampoco tienen ningún problema en tragarse el cangrejo entero, pinzas incluidas. Con esta técnica no se suele tener muchas picadas, pero cuando suena la alarma tenéis que estar bien preparados porque seguro que se trata de un ejemplar grande de barbo o carpa.

 

 

 

Queso : Esta técnica requiere una preparación previa del escenario de pesca. Hay que buscar un queso de aroma fuerte y fundirlo en una cacerola, después se vierte el queso fundido sobre unas piedras planas y porosas, al cabo de 15 minutos el queso quedara pegado a la piedra. Dos días antes de ir a pescar tiraremos las piedras en la zona escogida, los barbos irán mordisqueando el queso de las piedras pero no podrán desprender mas que pequeños trozos. Esto les estimulara el apetito y así el día de la pesca irán como locos a por el queso. La presentación del queso será en forma de taquito montado sobre el hair.

 

Pez muerto : Esta técnica es muy buena para la pesca de grandes barbos y carpas. Se coge un pez pequeño con o sin cabeza ( alburno,etc..), se introduce una aguja por la cola hasta que sale por la parte de delantera, después se coloca un corchito y un stop. Hay que ajustar el hair de tal manera que el anzuelo quede libre inmediatamente después del final de la cola. Para que el pez quede mejor sujeto se hace un pequeño nudo con alambre o cuerda por debajo de la aleta caudal.

Magro : El magro de conserva en algunos lugares funciona bien, pero normalmente el tamaño de las capturas no es muy espectacular. El mayor inconveniente es que sobre el montaje de hair se suelta con mucha facilidad y no se puede lanzar a distancia.

Lombrices : La lombriz de tierra es un cebo extraordinario, la única lastima es que también le gusta a otras especies. Para hacer este cebo mas selectivo es conseguir varias lombrices tamaño XXL y pasarlas por un hilo, después haremos con ellas un ovillo del tamaño de una bola de golf. Si tenemos la suerte de que un barbo grande pase por la zona seguro que no dudara en probar tan exquisito manjar, a malas siempre podremos pescar un Bass o una anguila record.

Goodies : Q ue nadie se extrañe que ahora viene la explicación del invento. Se trata de una comida de perros que muy gentilmente me regalo un pescador ingles que conocí en Mequinenza. Son unos pequeños tacos con aspecto de bacon tostado. Están hechas de carne, cereales, azúcar, proteínas, leche y queso. Son de olor dulce con un liguero toque picante, no se cual de los componentes es el que atrae realmente a los barbos, pero funciona muy bien. Los Goodies son de la marca Morrisons y no se venden en España, pero con algo de suerte tenéis un amigo ingles o un primo en Londres que pueda traer un par de bolsitas.

Varios : Que nadie se asuste que esto no es otra marca rara. Queremos animaros a probar otras cosas, muchas veces productos alimenticios animales y humanos pueden servirnos como cebo, solo hay que arriesgar un poco, con un poco de suerte encontráis algún producto mágico. Hay países que pescan los barbos con salchichas de Frankfurt y con mejillones, igual a los españoles les gusta el “jamón serrano”.

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº 78 de abril 2003.