I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
 
Presentación del cebo III

 

Finalmente hemos llegado a la última presentación posible para nuestros cebos: los cebos equilibrados. Se trata de compensar el anzuelo con los boilies, de tal manera que tengan un comportamiento neutro en el agua, o sea, que ni floten, ni se posen en el fondo. La primera vez que oí hablar de esta manera de disponer los boilies, estaba cenando con Peter Staggs en el Hotel Guadiana, que dirige nuestro buen amigo Jose Luis Oliver. Después de una cena magnifica (tenéis que pasaros por allí si vais a pescar a Ruidera, porque no sabéis lo que os perdéis…) estuvimos charlando un poco sobre cuestiones técnicas y me explicó el fundamento de este tipo de montajes. Se trata de colocar un cebo rodeado de boilies de cebado. El pez se acercará interesado por la comida, y verá un grupito de apetitosos boilies, todos iguales, pero cuando aspire para probarlos, el boilie equilibrado con el anzuelo detrás saltará como un relámpago hacia su boca, porque será menos pesado que el resto de boilies que tiene al lado. En aquel momento, lo que me contó Peter fue toda una revelación y me motivó interiormente a saber más sobre la cuestión técnica del carpfishing. El interés por este apartado de nuestra pesca no ha menguado con los años y he intentado acceder a la mayor bibliografía posible.

EN DEFINITIVA…

 

 

Simplificando, podemos decir que se trata de utilizar un cebo que flota, y poner en el anzuelo o sus cercanías un contrapeso equilibrado con la capacidad de flotación del cebo. Si el peso se quedara corto, tendríamos una presentación flotante, que tiene sus ventajas pero que no es la solución que buscamos ahora. En la ilustración podéis ver como deseamos que quede el conjunto. Realmente el dibujo es aproximado, pues depende de cómo preparemos el cebo y el anzuelo, se levantará más o menos, o incluso estará prácticamente posado en el fondo, pero se trata de que pilléis la idea.

 

 

 

 

LOS BOILIES

Para equilibrar los boilies tenemos varias opciones que os describimos a continuación. Recordad que se trata de que tengan un comportamiento neutro.

 

  • Muñeco de nieve. Esta presentación del cebo es muy famosa y en nuestro mundillo se conoce también como “snowman”. Nosotros, como siempre, utilizaremos el castellano que para algo es más rico en vocablos. Para montar este sistema debemos utilizar un boilie normal y otro flotante. Colocaremos en el hair el flotante arriba y el normal más cercano al anzuelo. A igualdad de diámetros, suele ser mayor la flotabilidad del primero que el peso del segundo, con lo que el anzuelo quedará posado en el suelo, pero fácilmente será levantado algunos mm. Con el movimiento del agua al pasar las carpas por encima o si hay corriente, seguro que nuestro cebo trampa presenta un comportamiento más vivaz que el resto de compañeros de cebado. En cuanto a los boilies a elegir, está claro que podemos combinar varios aromas, pero yo prefiero usar el mismo. Hoy en día nuestros boilies favoritos tienen su correspondiente hermanito en versión flotante. El hair deberá ser más largo para dar cabida a los dos boilies. Está claro que no vamos a atar el boilie flotante con hilo dental, como explicamos en el artículo pasado, ya que va a ir sobre el otro boilie. En este caso vamos a pincharlo con la aguja pasaboilies como si fuera un boilie convencional.

 

  • Medio&medio boilie. Básicamente es lo mismo que el muñeco de nieve, solo que con las mitades de los boilies. Cortaremos el flotante y el normal por la mitad, cogeremos una parte de cada y los uniremos como si fueran uno solo. La teoría dice que hay que pegarlos con pegamento cianocrilato, pero yo no me fío y prefiero utilizar un poco de masilla de harina y agua que preparo en el mismo sitio. Es como si untara de mermelada un sándwich. Se puede colocar en un hair normal, ya que el conjunto no será más grande que un boilie convencional. El comportamiento del cebo será idéntico al del caso anterior, con el anzuelo ligeramente levantado del suelo.

 

 

  • Boilies taladrados y rellenados. Este método también tiene sus adeptos, que lo prefieren para casos especiales. Se trata de utilizar un punzón específico para hacer un hueco cilíndrico en el medio del boilie, que después será rellenado con un cilindro de espuma del mismo diámetro. Las principales marcas del sector ofrecen este utensilio en diversas medidas, junto con cilindros de foam de distintos colores y diámetros. Otro uso que se le puede dar es para aligerar los boilies de gran diámetro, 30 o 40 mm., que son muy pesados.

 

 

 

 

 

 

 

  • Boilies con espuma. No hay que confundir con el caso anterior, ahora hablamos de utilizar un boilie normal y colocarle arriba un cubito de espuma de la que empleamos para hacer flotantes las ristras de maíz. El hair debe ser un poco más largo también en este caso.

 

 

 

 

 

 

 

EL MONTAJE DEL ANZUELO

Con cualquiera de los métodos anteriores podemos utilizar un bajo de línea convencional, porque la misma disposición del cebo consigue el efecto de equilibrado deseado. Ahora bien, existen unos montajes nada convencionales, que nos permitirán una presentación neutra con un boilie… flotante. Consiste en hacer más pesado el anzuelo, para que equilibre la flotabilidad del cebo. Lo importante es precisamente que el anzuelo va a pesar más, con lo cual va a ser más fácil su labor: engancharse en el labio inferior de la carpa. Será más fácil que bascule, aunque esté mal orientado en la boca del pez, y que se disponga con la punta hacia abajo para clavar con eficacia.

Vamos a ir viendo estos diversos montajes, fruto de la imaginación de los pescadores:

 

  • El primer método es muy sencillo y obvio. Se trata de utilizar un bajo de línea convencional y colocar un plomo en las inmediaciones del anzuelo, a menos de 5mm. del ojal. Sería como en una presentación flotante, pero con el plomo más cercano al anzuelo, casi pegado.

 

 

 

 

 

 

  • Vamos a llevar un poco más allá la idea anterior. Ahora vamos a utilizar masilla de tungsteno que colocaremos en la parte inferior del asta del anzuelo, cubriendo incluso el ojal.

 

 

 

 

 

 

  • El montaje fakir, desarrollado por Fabien Monteil, aun va más lejos. Se trata de hacer un montaje en D, utilizando amnesia e hilo de plomo!!! En la secuencia fotográfica veis el proceso de montaje, al que solo falta asegurar el hilo de plomo con cianocrilato y pintarlo de negro para que no resalte tanto. La anilla es opcional, como veréis más adelante, nosotros no las utilizamos.

 

 

 

 

 

 

  • El último, que no menos espectacular, se trata de colocar dos plomos estratégicamente. En una sesión de pesca que compartimos con los amigos de Media Carpe en Mequinenza, Patrick Salord utilizó este sistema. El fundamento es el mismo y los dos plomos, una vez en el agua, quedan uno encima del otro, colocando el anzuelo de manera perfecta para la clavada.

Ahora vamos a plantear un problema: al colocar más peso hacia el anzuelo, en un lanzado no las tengo todas conmigo de que no se líe con el plomo y la línea principal, a pesar del antienredos. Por ello para estos casos prefiero utilizar un bajo de línea combinado, rígido en su mayor parte y más suelto en las cercanías del anzuelo. El mes pasado os damos una serie de ideas para hacer este tipo de bajos con articulación. Ahora os explicaremos como anudar directamente las dos secciones del bajo, sin utilizar anillas ni clips. Os mostramos el nudo paso a paso en la secuencia fotográfica. Hay que dar al menos 7 vueltas sobre el hilo de amnesia antes de acabar el nudo.

EL BOILIE-CLIP

Cuando empezamos a utilizar los montajes en D rápidamente nos dimos cuenta de que constituían un avance respecto al hair, pero no nos gustaba tener que utilizar anillas para sujetar el boilie, ni tener que anudar este con seda dental. Una solución era recurrir a las consabidas gomitas, que bien podían rodear el boilie o lo podían atravesar y las sujetaba con un stop. Pero las gomitas se rompen y es un incordio estar siempre renovándolas. Así que nos pusimos a pensar en otro sistema que facilitara más las cosas…. y lo encontramos. Se trataba de una pieza que cumplía al mismo tiempo la función de anilla y de sujeción del boilie; la llamamos boilie-clip.

 

 

Esta pieza la hemos ideado nosotros y de momento no la encontraréis en ningún comercio, pero podréis realizarlas con un poco de maña desdoblando y dando forma a las típicas grapas de encuadernación. En la fotografía podéis ver en que consiste este elemento y como se coloca en la “D”. No puede salirse al tener los extremos más juntos y en ellos puede ser clavado el boilie. Las ventajas que presenta el boilie-clip son evidentes:

 

 

  • Permite clavar los boilies flotantes y por el agujero prácticamente no entra el agua, ya que no hay holgura. El boilie permanece mucho tiempo en el agua sin perder su flotabilidad.

  • Es muy cómodo de utilizar. Cuando sacas la caña, tiras el boilie viejo y rápidamente colocas el nuevo. Sin moverte del sitio puedes lanzar prácticamente al instante.

  • No se utilizan anillas con lo que es más sencillo y económico.

  • Otra ventaja afecta a los bajos con hair normal. Hasta el momento preparábamos bajos con hairs cortos, para un solo boilie, y hairs largos para utilizar dos boilies, con lo cual la carpeta siempre estaba llena de bajos duplicados… Con el boilie-clip solo tenemos que preparar los bajos sencillos y si necesitamos poner dos boilies, colocamos el boilie-clip en el extremo del hair y pinchamos el siguiente boilie.

 

Pero también hemos visto inconvenientes… no todo son ventajas. El principal es pinchar un boilie que sea muy duro. Lo solucionamos con un taladro muy fino para preparar el agujero o bien apoyando el clip contra algo duro para hacer fuerza. La otra desventaja es que si el boilie es muy blando no aguanta un lance fuerte y se suelta. A esto no le hemos encontrado solución de momento. Ahora estamos buscando clips más largos, de varios cm. para hacer ristras de maíz. Se trataría de ir insertando los granos y clavar al final una bola de corcho para sujetar toda la ristra.

 

 

 

 

 

 

 

LA LONGITUD DEL BAJO

Abordamos ahora el último aspecto que nos queda por tocar de los bajos de línea. La longitud habitual de estos suele estar alrededor de los 25 cm., que es lo que prefiere la mayoría de nosotros. Pero muchas veces viene bien cambiar la longitud si no estamos obteniendo los resultados que esperamos. Normalmente, con el paso del tiempo y debido a la presión de pesca, las carpas se van haciendo más desconfiadas y ya no toman el cebo con tanta despreocupación como antes. Lo toman y si notan algo raro, maniobran un poco hasta notar el peso del plomo y con unos movimientos espasmódicos de la boca expulsan el boilie y el anzuelo. Podemos utilizar unos bajos extra-cortos, de unos 10 cm. de longitud. Al mínimo movimiento de la carpa el plomo le clavará profundamente el anzuelo y ya estará atrapada. También podemos recurrir a bajos de hasta 50 cm. que harán más difícil que la carpa, con movimientos lentos, llegue a notar el plomo… al final se alejará pensando que no está clavada y llegará la sorpresa!!! Para este último tipo de bajos resulta complicado el lance, ya que pueden ser más largos que antienredos. La solución es plegarlos en tres partes y sujetar los extremos con hilo soluble. También podemos hacer un bajo corredizo con anilla deslizante. En las fotografías podéis ver ambas soluciones.

 

Finalmente, como recurso para poder hacer más largos los bajos extracortos de 10 cm. utilizamos lo que llamamos prolongadores. Consiste en un terminal de amnesia de 30mm. de diámetro en el que hacemos un bucle en cada extremo. Como nuestros bajos llevan mosquetón, lo único que tenemos que hacer es enganchar el bajo al prolongador y éste a la línea principal.

 

 

ACABAMOS

Como dicen en los dibujos animados: esto es todo amigos!!! Esperamos que esta trilogía de artículos técnicos os haya gustado y os motive también a vosotros a que investiguéis sobre el tema. Esto es la guerra y los nuevos recursos técnicos que encontremos nos permitirán vencer la desconfianza de nuestras amigas las carpas. Si se os ocurre algo, ya sabéis, aquí tenéis unas líneas para contarlo. Hasta pronto!

HUNDIR EL BAJO

Tendríamos que hacer una visita al fondo del embalse con gafas de bucear, para ver como está nuestro bajo de línea y seguro que nos llevaríamos una sorpresa. Un bajo técnicamente perfecto puede no pescar porque… se levanta del suelo. La carpa puede detectar la línea y poner pies en polvorosa. Una buena solución es pasar el trenzado por la masilla drop-em que comercializa Kryston. Es una masilla de tungsteno mas blanda, que al rozar la línea deja material en ella y la hace más pesada, con lo que se pega al fondo.

PARA GUARDAR LOS BAJOS

Para almacenar todos los bajos de línea que hemos preparado tenemos varias soluciones que podemos encontrar en el comercio. Todas las marcas importantes, como Sert, Fox, etc., han desarrollado carpetas y utensilios diversos con este fin. No obstante, cuando vamos de ligero también podemos optar por la solución económica, que es no llevar nada preparado y una vez en el embalse preparar los bajos que nos convengan.

LINEAS…

Aun no tenemos en nuestro país mucha variedad de hilo para elegir. Conseguir fluorocarbono o amnesia de calidad puede ser difícil. Nosotros hemos encontrado estos materiales bajo la firma de Sert y la calidad nos ha parecido muy buena, al igual que muy interesante sus disponibilidad en varios diámetros. Hemos hablado con el representante en España y nos ha asegurado que podréis encontrarlo en la mayoría de comercios que ofrezcan material de carpfishing.

PARA RISTRAS DE MAIZ

Cuando queremos poner en un anzuelo con “D” una ristra de maíz y recurrimos a la gomita, puede que la tensión continua de ésta clave dentro del primer grano el stop y lo sujete mal. Para evitar este inconveniente tenemos unas arandelas que distribuyen la presión y evitan que se rompa el grano.

DESECHAR BAJOS

Cuesta mucho tirar a la basura un bajo de línea sofisticado que nos ha costado mucho esfuerzo realizar, pero si el anzuelo está en malas condiciones, por mucho que nos empeñemos no clavaremos al pez.

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº83 de septiembre 2003