I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
 
Zona centro

La zona centro de España es una de las mejores para la práctica del Carpfishing. Al norte de la provincia de Madrid y no muy lejos de la capital, se encuentran los embalses del Vellón, La Jarosa y de Santillana. Todos estos embalses son de una calidad extraordinaria, y a pesar de su cercanía tienen unas características muy diferentes. Al sur de la provincia de Madrid se encuentra la ciudad histórica de Toledo, y muy cerca de la misma esta el embalse de Guajaraz.

 

SANTILLANA

El embalse de Santillana o también conocido por Manzanares del Real, esta ubicado dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. A pesar de su cercanía a la capital España, el entorno esta muy bien conservado y de una belleza singular. Durante muchos años este embalse estuvo a la misma altura de embalses míticos como Orellana, Santillana, Buendía, etc... Durante casi dos décadas dio de si un gran numero de capturas excepcionales, como el todavía récord nacional de 35.5kg de carpa común. Rápidamente se corrió la voz y provocó que este pantano estuviera en el punto de mira de miles de pescadores de la zona centro. Durante muchos años masas de pescadores acudieron a sus orillas, ejerciendo una fortísima presión de pesca. Los años 80, eran otros tiempos en los que la “pesca con muerte” era algo sistemático, se practicaba sin pensar en las consecuencias y en el futuro. Santillana fue muy castigado y las poblaciones de grandes carpas fueron sistemáticamente esquilmadas. Además de la presión de pesca, varias veces fue atacado por fuertes viremias que mermaron drásticamente la población de peces. Pero a pesar de todo, Santillana continua allí y de vez en cuando le regala un hermoso ejemplar a un carpista. La primera presa fue construida en el año 1907 por orden del marques de Santillana. La finalidad de este embalse es la de abastecer con agua a y electricidad a la ciudad de Madrid. En su origen era un embalse de dimensiones contenidas, con una capacidad total de tan solo 91 hm. La electricidad es producida en la central Hidráulica Santillana S.A., empresa perteneciente al Canal de Isabel II. En el año 1971, se construyo la nueva presa, 5 metros más alta que la antigua, con lo que el embalse casi duplico su capacidad de almacenamiento de agua. La presa actual tiene una altura de cerca de los 40 metros y una longitud aproximada de 1.355 m. En la actualidad, cuando el embalse se encuentra a su máximo nivel, cubre una superficie cercana a 1052 hectáreas. Principalmente se abastece de las limpias y frías aguas del río Manzanares, que discurre a través del impresionante macizo granítico de la Pedriza, para finalmente desembocar en las inmediaciones de la localidad de Manzanares del Real. También recibe una buena cantidad de recursos hídricos a través de los arroyos de Parra, Mediano, Quebrantaherradura, Higueras, Fuente de la Peña y Samuriel.

Saliendo desde Madrid en dirección norte, deberemos coger la N-607 que lleva a la localidad de Colmenar Viejo. Una vez rebasada esta localidad, la autovía termina bifurcándose en dos direcciones y tomando nosotros la dirección Soto del Real y Miraflores. Una vez en esta carretera por su parte izquierda ya se divisa el pantano por la zona de la presa. Mas adelante y en esta misma margen izquierda nos encontramos con la antigua estación de trenes, de donde sale la antigua carretera de Manzanares que va a para al embalse. Otra alternativa es la de ir al pueblo de Manzanares del Real y buscar el camino que lleva al picadero de caballos. Este camino es el que nos lleva a la recula del arroyo de Samburiel.

Es un embalse de escaso calado en la mayor parte de sus zonas. Cuenta con gran cantidad de playas intercaladas con zonas rocosas y fondos arenosos y fangosos en su mayoría, sobre todo por la zona de Manzanares del Real y Soto del Real. Sitios perfectos en donde las carpas recorren mucha distancia buscando alimento por estas zonas de aguas relativamente someras. En la parte de la presa encontramos zonas con mayor profundidad y gran cantidad de reculas, muy aptas para la pesca en invierno. Otra buena zona para tentar la picada de las grandes carpas y que durante años ha dado muy buenos resultados, es la orilla derecha comprendida entre la desembocadura del arroyo Samburiel hasta el limite de la zona de pesca que se encuentra ya cercano a la presa. La orilla de enfrente de esta larga recula, es practicable hasta la desembocadura del río Manzanares. Esta zona tiene el problema que cuando el embalse se encuentra a su máximo nivel, hasta una distancia de 70 u 80 metros de la orilla solo tenemos una profundidad de un metro. A partir de esta distancia es cuando la profundidad aumenta a 2- 3 metros , es por donde discurre el antiguo cauce del arroyo de Samburiel. Esta zona es lugar de paso de los bancos de carpas y perfecto para la pesca. El problema es que resulta bastante difícil de localizar con precisión desde la orilla, a no ser que se disponga de algunas referencias tomadas cuando durante los años de sequías. Otra zona bastante recomendable para la pesca de la carpa es la que se encuentra en las cercanías de la antigua estación de trenes de Soto del Real. Aquí nos encontramos con una larga recula de escasa y media profundidad, según las zonas y en donde durante años se han pescado muchas carpas, algunas de gran tamaño. Por aquí pasa la antigua carretera que llevaba a Manzanares del Real y que quedo inundada por la construcción de la nueva presa, conduciéndonos de la antigua estación de trenes hasta la propia orilla del embalse. En esta misma zona también encontramos una prolongación de tierra que se adentra en el embalse en forma de península, que también ha sido y sigue siendo uno de los sitios mas productivos de todo el embalse.

Pero este embalse al igual que otros muchos lugares que gozaron de cierto prestigio en algún momento de su historia, en la actualidad no es ni la sombra de lo que fue. Podemos decir que hoy en día, un ejemplar de carpa que supere los 10-12 kilos de peso se puede considerar como una captura poco habitual. En cambio hace tan solo unos 15 años, era relativamente frecuente la captura de ejemplares por encima de los 20 kilos. La captura mas famosa data del año 1982, en la que un pescador llamado Leoncio Flores pesco una carpa común de 35.5 kilos. Si el peso de este ejemplar es cierto, no solo nos encontraríamos ante el record de España, sino también ante el record del mundo absoluto. No se sabe a ciencia cierta cual es el motivo por el que este embalse albergaba una tan magnifica población de gigantescas carpas. Se cree que la buena genética de los peces, junto a la calidad de las aguas y la ingente población de lucios que compartían habitad con estas, mantuvo a raya a las nuevas generaciones de pequeñas carpas que año tras año servían de alimento a los lucios, permitiendo así que una población fija y estable creciera hasta alcanzar tamaños tan importantes. También Santillana de benefició por la introducción de una gran cantidad de carpas, muchas de ellas de gran tamaño, provenientes del vaciado del embalse del Vellón y que se llevo a cabo en el año 1990. Curiosamente, la mayoría de las carpas que se pescaban en Santillana anteriormente a esta introducción eran comunes, muy distintas a las provenientes del Vellón que en su mayoría eran royales.

El declive de estas poblaciones en los últimos años ha podido ser motivada por varias razones. Por un lado, una excesiva presión pesquera que acrecentada por su cercanía con la capital (unos 50 km .), poco a poco fue dando muerte a muchas de estas grandes carpas. Esta sobre pesca también tuvo su repercusión sobre el Lucio, llegando casi a extinguirlo. La paulatina disminución de depredadores provoco una explosión demográfica de pequeñas carpas y que actualmente son las que se vienen capturando con mas frecuencia (2-8 kilos), aunque de vez en cuando salga alguna de las antiguas generaciones que poblaban el embalse. Sin duda alguna lo que acabo por diezmar esta tocada población fueron varias epidemias, siendo la mas terrible la que se produjo en el invierno del 94/95 y que acabo con la vida de cientos de ejemplares muchos de ellos con pesos superiores a los 20 kilos. Se han barajado varias hipótesis sobre las causas que produjeron este desastre. Por un lado se cree que pudo deberse a algún brote de Viremia Primaveral de la Carpa , aunque otras fuentes culpan de la mortandad a algún vertido incontrolado procedente de alguna las poblaciones aledañas. Algunos pescadores todavía recuerdan aquella fecha, por el paisaje tan desolador que se encontraron.

Aun teniendo en cuenta los altibajos que ha sufrido su población de peces a lo largo de su historia, Santillana todavía puede considerarse como un buen destino para la practica del carpfishing. Es evidente que la pesca se ha tornado mucho mas difícil por la escasez de grandes ejemplares, pero la capacidad de recuperación de un ecosistema dañado junto a una política responsable de pesca sin muerte, propiciara en el futuro, que podamos volver a disfrutar de las capturas de ensueño que se venían realizando años atrás. Sin duda todavía quedan algunos de estos ejemplares gigantes y esperamos que muy pronto podamos tener uno en nuestras manos.

EL VELLÓN

  El embalse de El Vellón o también conocido como embalse de Pedrezuela, está situado a tan solo 40 kilómetros del norte de Madrid capital. Fue finalizado en el año 1967, con un volumen de 41 hm3 y una extensión aproximada de 393 hectáreas. Situado en la vega del río Guadalix, forma parte de un precioso entorno natural habitado por numerosas aves, especialmente cigüeñas, que hace que sea uno de los parajes más bellos de esta comunidad. Para acceder al embalse, la mejor manera es a través de la carretera nacional de Burgos (N-I), desde la que se puede ver el pantano. Otra alternativa es la carretera M-608, que pasa por la vecina localidad de Soto del Real y por el también legendario Embalse de Santillana, al que se llega de Madrid a través de la carretera M-607.

Es un embalse de aguas templadas, con la meteorología clásica del clima continental, Esta situado en plena sierra de Madrid, por lo cual en verano los días son muy calurosos y las noches frescas. En inviernos hace bastante fríos, con frecuentes heladas y temperaturas nocturnas que pueden alcanzar hasta los -10º centígrados. con profundidades muy variable según zonas. Consta de una enorme bahía de orillas llanas que es donde desemboca el río Guadalix, donde la profundidad baja poco a poco hasta llegar al viejo cauce, donde profundidad máxima es de unos 6- 8 metros . Toda esta zona esta libre de árboles y obstáculos, únicamente hay algún arbusto disperso y alguna piedra, restos de algún muro derruido. Dicha bahía termina en un estrechamiento que da paso a otra zona del pantano bastante más estrecha, de orillas mucho más escarpadas y pedregosas, con profundidades considerables (15- 20 metros ). Toda esta zona esta poblada de grandes rocas y árboles sumergidos. Según nos vamos acercando a la presa, esta zona más estrecha se va abriendo poco a poco y va aumentando la profundidad. La zona mas profunda ( más de 40 metros ) esta en dirección a la presa, donde el embalse se encuentran con otros dos brazos de agua. Aquí las orillas son muy escarpadas, con abundantes rocas, al igual que en los dos brazos de agua anteriormente mencionados. La profundidad va disminuyendo a medida que nos alejamos de la presa. Existe un camino que bordea la mayor parte del perímetro del embalse (casi impracticable, nada recomendable sin un todo terreno) y que da acceso a la mayoría de las orillas y reculas. El problema esta en que la mayor parte de este camino es privado y hay algunas vallas para no permitir el acceso con coche, el estacionamiento es sancionado con una buena multa. La navegación está permitida en todo el embalse, siempre que se esté en disposición de la documentación necesaria.

Fundamentalmente se trata de carpas royales, con grandes y abundantes escamas, con una distribución de las mismas muy característica de este embalse. La población de carpas comunes es bastante menor (relación aproximada de una carpa común por cada 15 carpas royales). Su peso medio esta en torno a los 6-7 kilos, pero podemos encontrarnos alguna sorpresa con ejemplares mas grandes. Que tengamos constancia la carpa común mas grande capturada hasta el momento es de 16 kilos. En cuanto a las carpas royales, la mayor parte de la población esta en torno a los 4-8 kilos, pero es bastante frecuente hacer capturas de ejemplares entre los 10 y los 12 kilos. Todos los años salen algunos bellos ejemplares de 13 a 17 kilos. En octubre del año 2005 estando pesando cerca de la presa, tuve la gran suerte de pescar una impresionante carpa royal de 22.7kg, que según tengo constancia es la más grande que se ha pescado hasta el momento.

Este embalse, al estar tan cerca de la capital, sufre bastante presión de pesca, sobre todo en las zonas más accesibles y de orillas llanas de la bahía principal, aunque en ocasiones en que el nivel está bajo los pescadores se acumulan en las zonas de mejor acceso cercanas a la presa. Es el lugar elegido para la mayoría de los carpistas madrileños que cada vez en mayor número abundan en nuestra comunidad. Gracias a todos ellos, se está empezando a generalizar la práctica del “captura y suelta” y los cuidados clásicos del carpista, como utilización de moquetas de desenganche, antisépticos, etc. Lamentablemente esta buena costumbre no ha calado entre todos los que frecuentan el pantano, ya que existen muchos pescadores, mayoritariamente ciudadanos del este, que deben tener como costumbre el consumo de carpas como plato culinario y frecuentemente se reúnen familias enteras en las orillas haciendo barbacoas con las capturas. Es una pena que nosotros los pescadores no podamos hacer nada para solucionarlo, pero las autoridades sí que pueden, ya que la mayoría de estos individuos carecen de licencia e incumplen las normas con asiduidad. En mi opinión, no hay mal que por bien no venga. Lo bueno es que estos individuos “ayudan” a desgastar la población de carpas pequeñas, ya que al usar métodos rudimentarios. Lo que conlleva a que la densidad de carpas pequeñas disminuya y que el peso medio de nuestras capturas sea mayor. A veces les pica un carpón despistado y lo sacrifican; es el precio que hay que pagar.

Una de las características de este embalse, es la variabilidad del nivel de agua según la época en la que nos encontremos y en función de la cantidad de lluvia esperada. Así, podemos decir que la mayor parte del año, el embalse se encuentra medio vacío (alrededor del 20% de su capacidad), la bahía principal se encuentra completamente seca y solo se puede acceder a las zonas de más difícil acceso y mayor profundidad. Esto ocurre a partir de mediados de verano, otoño y la mayor parte del invierno, hasta que llegan las primeras lluvias abundantes del inicio de la primavera y los primeros deshielos. Entonces, el caudal del arroyo Guadalix aumenta mucho y en consecuencia el nivel empieza a subir, y muchas veces hasta que se llena el pantano (meses de febrero-marzo), aunque otros años de menos lluvias ha estado medio vacío todo el año. En años de lluvias, el pantano se llena; es entonces cuando se puede apreciar la verdadera belleza del paisaje. A medida que transcurre la primavera, y debido a la poca profundidad de la bahía principal, la temperatura del agua de esta zona aumenta considerablemente, lo que hace que aparezcan abundantes algas, con ella el alimento natural, y con él, las carpas. El alimento principal de las carpas durante todo el año son las Daphnias y los gusanos rojos. Corre el rumor de que debido a la aparición anual de estas algas, se abren las compuertas del embalse hasta que se vacía la bahía principal, y así evitar que el agua se pudra. Esto suele ocurrir a partir de mayo-junio, o incluso julio.

En cuanto a la pesca se refiere, uno de los principales problemas de este embalse es, como en muchos, la localización de las carpas. Debido a que el nivel de agua cambia mucho a lo largo del año, las carpas también se mueven mucho en busca de alimento. No suele ser complicado localizarlas ya que suelen moverse formando grandes cardúmenes, muchas veces cerca de la superficie, provocando las características ondas en la superficie. A finales de invierno, cuando la temperatura del agua empieza a subir, y sobre todo en primavera, se suelen acumular en la bahía principal. Si la bahía no esta llena tenderán a acumularse en las zonas de menor profundidad, donde el agua se calienta antes. Con los primeros rayos de sol de la primavera, buscan lugares apropiados para el desove, que suele producirse a finales de mayo o principios de junio, según el año. Una vez que ya han desovado, y con los primeros calores del verano, van buscando zonas más profundas, y aquí es donde resulta mucho más complicada la localización, ya que a veces parece como si desaparecieran. Suelen acumularse en las zonas de aguas más frescas, por la zona de la presa, y permanecen allí el otoño y la mayor parte del invierno, y repitiendo el ciclo año tras año. En cuanto a las técnicas de pesca, las carpas suelen responder bastante bien a las cebadas abundantes, sobre todo de partículas, pellets, etc., El cebo por excelencia en el Vellón es el boilie, ya que las carpas lo conocen de sobra después de varios años de uso y lo aceptan sin temor. En cuanto al tipo de cebo, no muestran ningún tipo de inclinación hacia ningún tipo de sabor, siempre el boilie utilizado sea de calidad. En definitiva, El Vellón es uno de los mejores embalses para la pesca de carpas y con buenas probabilidades de realizar una buena captura. Si las cosas se hacen bien, la posibilidad de capturar un ejemplar de más de 14 kilos son altas.

El pantano de Pedrezuela (Vellon), es coto desde el  1/9/06. Esta declarado parque natural y esta terminantemente prohibibo circular con vehiculos en todos los caminos de acceso.

LA JAROSA

Es un pequeño embalse de montaña situado al Norte de Madrid, de aguas profundas y frías, esta rodeada por un frondoso bosque de pinos. Durante gran parte del año es coto intensivo de truchas y para poder pescar hay que pagar. Al ser coto no se puede pescar con cebos naturales y solo está permitido pescar con una caña. Aún así merece la pena pescar allí, sobre todo en los meses de verano que no se paga coto. La Jarosa fue construida en el año 1968, tiene una capacidad de 7hm3 y cubre una superficie total de 61ha. La población de carpas royales es superior al 80% y es poco frecuente pescar carpas comunes. El tamaño medio de las carpas es de 12-13 kilos y es extraño pescar ejemplares más pequeños. Hasta el momento hay constancia de varias capturas con pesos superiores a los 18 kilos. En octubre de 2005 pescamos dos ejemplares, uno de 17.8kg y otra de 19.4kg, hasta ahora el ejemplar más grande. No obstante es muy probable que sus aguas alberguen ejemplares de hasta 25 kilos. También abundan especies como la Tenca, que alcanzan tamaños muy respetables cercanos a los 4 kilos. El acceso más sencillo es tomando desde Madrid la autovía A6 en dirección a la localidad de Guadarrama. En la misma localidad encontraremos las señalizaciones para llegar al embalse. Las carpas no son muy exigentes a la hora de tomar los cebos, mostrando una liguera tendencia a los boilies de pescado. Personalmente hemos tenido los mejores resultados con los bolies Monster Pursuit de Nash.

GUAJARAZ.  

Fue construido en el año 1971 con el fin de abastecer de agua de la ciudad  
de Toledo y los pueblos colindantes. Tiene una capacidad de 18 hm3  
y una extensión de 160 hectáreas , esto significa que es poco profundo y tiene muchas zonas de playas. Este embalse es el principal punto de referencia para los pescadores de grandes carpas en la provincia de Toledo. La capital se encuentra a tan solo
nueve kilómetros del pueblo de Arges por la CM 413, donde nos encontraremos con un cartel que nos informa sobre la carretera que debemos coger para llegar a la presa. Tenemos la opción de pescar en la propia presa o coger algún camino de los que nos salen al paso y que nos llevaran a puestos cercanos a la presa. También tenemos la opción de coger  todo el equipo y cruzar la presa a pie, yo lo he hecho algunas veces pero no os  lo recomiendo por lo agotador que es. La zona de las colas del pantano nos las encontraremos si seguimos por la carretera antes mencionada  (cm-413) hasta llegar al siguiente pueblo Layos. Nada mas entrar al  pueblo giraremos por la primera calle a la derecha y llegaremos por  un camino a la zona de la cola. Esta zona es la que esta sometida a una mayor presión de pesca debido a su buena acceso. En primavera y verano es prácticamente imposible pescar allí debido a la cantidad de pescadores que van, sobre todo los domingos. Sin duda, la mejor zona es la de Casasbuenas, llamada así por el pueblo más cercano que tiene el mismo nombre. Se puede acceder a esta zona desde el pueblo, pero debido al mal estado de los caminos es prácticamente imposible si no se dispone de un Todoterreno. Debido a que desde su construcción nunca ha sido vaciado en su totalidad existen grandes especímenes de ciprinidos. El récord  "oficial" es de una carpa común de diecisiete kilos ochocientos  gramos pescada por un conocido pescador Toledano Pablo Gallardo. Si se hace un buen cebadero, podréis hacer una media dos o tres capturas de cuatro a ocho kilos por jornada. Las capturas entre los ocho y los doce kilos también son frecuentes. Pescar ejemplares de mas de doce kilos, es bastante más complicado, pero todos los años se sacan algunas hasta los 15 o 16 kilos. También existen otras especies como el barbo bocagei (comun), barbo graellsii, carpin, black bass, y algún que otro  lucio que no se sabe bien porque, pero en los últimos años las capturas han bajado mucho. El mayor problema son los peces gatos, los hay a miles y si entran en el cebadero son como la marrabunta, lo arrasan todo en pocas horas. La navegación esta prohibida en su totalidad, ni  siquiera a remos o con motor eléctrico, hemos tenido problemas  con la guardia civil hasta por tener los pies en el agua.  En cuanto  a la pesca, voy a intentar ayudar os , explicando os la situación de pesca en cada zona. Esta zona es la mas profunda, cuenta con sitios de hasta treinta  metros de profundidad. Esta zona es para pescar en invierno, a pesar del frío pican bastante bien incluso en los meses mas fríos. Hay que cebarlas previamente, pero en pequeñas cantidades. Durante las jornadas de pesca es suficiente con utilizar ristras de PVA. El montaje idóneo es con un boilie de 10 a  14 mm y anzuelo del cuatro o del seis. Es conveniente utilizar un bajo de línea corto, de unos diez centímetros. Esta zona también es muy buena en verano si podemos soportar el calor asfixiante, mas de cuarenta grados en Toledo es normal. La zona de Casas Buenas es ideal para todo el año por su tranquilidad, orillas y fondos  arenosos con muy pocos obstáculos, es la mejor para hacer sesiones  incluidas las noches, por esta zona no suelen venir los "malos".

Colas de Layos

La cola de Layos es una de las mejores zonas en primavera y verano, son las poco profundas, entre  dos y los ocho metros. Al ser de fácil acceso habrá que madrugar para tener un buen puesto. Otra opción es continuar por el camino que pasa cerca de unos motores y que os llevara a la desembocadura del arroyo de Guajaraz.